Bus Barreiros: Un detenimiento en los “AEC”

Valora este artículo
(5 votos)

La empresa de automoción Barreiros Diésel, icono del sector en los años 50 y 60, del siglo XX, la fundaron cuatro valiosos y emprendedores hermanos orensanos: Eduardo, Valeriano, Celso y Graciliano

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

Los 4 hermanos gestionaron una compañía de autobuses que fundó su padre, hasta su marcha a Madrid, donde prosperaron en el sector de la automoción. Ya en los años 60 del siglo XX, Barreiros Diésel firma un compromiso con la empresa inglesa AEC Ltd (Associated Equipment Company Limited), aportando Barreiros el 75%, con la que se fundó Barreiros AEC, S.A., dedicándose a la fabricación de autobuses y dumpers. Posteriormente se produce la cesión del 40% de Barreiros Diésel a la norteamericana Chrysler Corporation, fabricándose los Dodge y Simca, dedicando su producción a España y casi una treintena de países, con una plantilla de 25.000 operarios. Definitivamente, esta industria desapareció en 1978.

Pero centrando este artículo en su título, los autobuses urbanos Barreiros AEC, fundamentalmente en las versiones de urbanos y semiurbanos; espléndidos vehículos para la época (1965), de carrocería moderna, amplias y panorámicas ventanillas (el modelo A 501), en particular en la parte trasera, elevado a nivel de piso, es decir, sin escalones, de chasis largo y cambio Wilson, con 3 puertas, con la particularidad que la de en medio (en los primeros modelos del tipo A 105) iba inmediatamente anterior al eje delantero, y la de delante, más pequeña y de una sola hoja, tras el eje aludido. Eran de asientos blandos, y junto a la puerta trasera llevaba habitáculo para el cobrador, de bastidor corto y grandes ventanales que ofrecían buen ventilación. Salieron los primeros A 105 en 1964, con la particularidad de llevar luneta trasera de dos mitades con columna central. Los modelos Barreiros AEC medían 11,5 m de largo, motor diésel Barreiros horizontal, de 220 CV a 2200 rpm debajo del chasis y caja de cambios semiautomática de uso electroneumático. Tuvo una serie con carrozado que recordaban al Pegaso Monotral, aunque algo más corto. Estaban bien ventilados, tanto por los laterales como por el techo con salida tipo “buhardilla”, y casi todos de suelo a un sólo nivel. Concretamente en Sevilla funcionaron 3 modelos. El entonces Servicio Municipal de Transportes Urbanos adquirió 27 unidades en total, distribuidos en 3 lotes. Hubo 4 unidades con cristal trasero de 2 lienzos y columna en el centro, el A 105, que ostentaban las calcas 301 al 304, y matrícula SE-85xxx, 1964. La Empresa Díaz-Quirós, S.L. tuvo un semiurbano, SE-77478, así como un autocar, en 1965, SE-86071. En 1965 llegaron 15 unidades más al Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Sevilla, el A 501, con el cristal trasero modificado en 3 lienzos y 2 columnas laterales, y con nivel de suelo más alto, SE-94xxx y SE-95xxx, calcas 305 a 319. En las postrimerías de 1966 llegaron 8 unidades más con ligeras y agradables modificaciones en la cabeza, llevando el cristal delantero más alargado y curvado al final de la línea de visibilidad de la parte inferior, mejorando la belleza visual. Las matrículas eran SE-110084 a SE-110091, y calcas 320 al 327. A partir de entonces no hubo más Barreiros urbanos en Sevilla.

Tuvieron los Barreiros AEC, cuya técnica recibió de la empresa británica AEC, una excelente acogida por toda España, con mayor intensidad en Madrid (en líneas periféricas urbanas y semiurbanas), Barcelona (abundante presencia), Sevilla (en líneas urbanas, como queda dicho, y otros usos en líneas privadas), y Valencia (también con presencia muy aceptable). Políticas empresariales de competencia con Pegaso harían romper las relaciones de AEC con Barreiros.

Francisco Glez. Del Piñal Jurado

Artículos relacionados

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif