Martes, 10 Septiembre 2019 12:49

Lambrettas y Vespas desafían las altas temperaturas en la Comarca de la Litera

Valora este artículo
(1 Voto)

Se vivió un gran ambiente durante viernes y sábado. El III Encuentro Scooterista Comarca de la Litera fue un éxito de participación, ya que se cubrieron las 50 plazas marcadas como límite por la organización.

clasico-todo-riesgo.gif

29 de junio, Azanuy 

Un año más, y van tres, el encuentro scooterista de la Comarca de la Litera tuvo su base en la localidad de Azanuy-Alins (Huesca). Las anteriores dos ediciones fueron un éxito por la proximidad y trato cercano al participante, por lo que se marcó un número máximo de 50 motos, que este año se agotaron un mes antes del evento. Esto garantiza que se mantenga la esencia del evento y, a su vez, denota el éxito de la concentración, que se consolida como una cita obligada para los amantes de los scooters.

Esta iniciativa nació en 2017, promovida por la pasión por los scooters de varios vecinos de Azanuy. Estos se propusieron compartir esta afición y mostrar los encantos de la Comarca de la Litera y alrededores, una gran desconocida para la mayoría. Desde entonces, la afición por estas particulares motocicletas no ha hecho más que crecer y enamorar a los habitantes de la comarca.

Lo más destacable del fin de semana, incluso por encima de las altísimas temperaturas, fue el buen ambiente y la alta participación. Se citaron scooteristas de diversos puntos de España como Teruel, Lleida, Castellón, Girona, Navarra, Barcelona, Tarragona y Zaragoza.

El viernes por la tarde comenzaba el evento en las piscinas con la recepción de los participantes, subida a Casa Cayo y ruta a Alins para cenar al aire libre en la plaza. Ya el sábado, la ruta de 110kms por carreteras secundarias, comida, entrega de premios, gymkhana y despedida.

Primeros actos el viernes: subida en cuesta y cena en Alins del Monte

El encuentro comenzaba el viernes por la tarde con la recepción de los primeros participantes en las piscinas municipales de Azanuy. Tras los momentos de saludos y comentarios acerca de las motos, scooters y participantes se trasladaron a una calle con importante desnivel, conocida como la subida a Casa Cayo. En esta calle se hizo una subida lúdica, rememorando la tradición local en la que los niños solían subir esta cuesta en bicicleta o en sus primeros ciclomotores. El vencedor fue Juan Carlos Salo, de Mallen, segundo fue el alcañizano Alberto Omedes, que el año pasado fue el ganador.

Una vez finalizada la actividad, se hizo una pequeña ruta de 7kms a la pedanía de Alins del Monte. La cena fue al aire libre en la plaza del pueblo, junto a los scooters aparcados.

Fantástica ruta de 110km el sábado

La ruta de 110kms comenzaba a las 10:20 am, tras los últimos ajustes de uno de los participantes, desde Azanuy y recorría las fantásticas carreteras secundarias de la Comarca de la Litera y colindantes. Parajes sorprendentemente bonitos como el Congosto de Gabasa, el puerto de Laguarres, u otros paisajes y entornos, fascinaron a los participantes que no conocían la zona. Durante la ruta, mucho compañerismo y ayuda en las pocas averías sin importancia que surgieron. A mitad de ruta se organizó un almuerzo con fruta, bebida y dulces. Las motos llegaban al mediodía a la plaza de Azanuy para reponer fuerzas con una buena comida.

Tras los cafés se realizó el tradicional y copioso sorteo de regalos de los sponsors (camisetas, cervezas artesanas, carteles, ilustraciones y cascos, entre otras muchas cosas) y la organización entregó unos premios especiales. El primero fue al participante más lejano para Ernest Barceló, que vino rodando desde Girona. El premio a la moto más bonita fue para la Vespa 150s con sidecar de Xavier Lacruz. El participante de más edad fue, una vez más, Feliciano Arnaiz con 70 años en su Vespa. También se entregó un reconocimiento al club más numeroso, que en este caso fue para Club Scooterista Els Perduts de Palafrugell” de Girona. Y por último se entregó un premio especial a la scooterista fémina, Montse Masalle.

Para despedir el evento, se celebró una gymkhana que consistía en una carrera lenta, exigente de habilidad y equilibrio a partes iguales en el que el ganador absoluto fue el socio del SCAA, Juan Usón.

Tras la entrega del premio al ganador de la gymkhana, se puso punto final a la gran cita anual scooterista de la comarca de La Litera. 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 10 Septiembre 2019 17:58

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif