En 1932, Citroën renovaba su gama con el lanzamiento del Rosalie, un modelo innovador por su diseño y sus técnicas de fabricación del que se lanzaron tres versiones de 8CV, 10CV y 15CV. Sin embargo, gran parte de su fama, y el nombre con el que ha pasado a la posteridad, vendría de una serie de vehículos transformados por la empresa de lubricantes Yacco que batieron 106 récord mundiales en el circuito de Montlhéry, cerca de París.

El Citroën 2CV fue un modelo tan innovador en su época que hubo que presentarlo dos veces: en las ediciones de 1948 y 1949 del Salón del Automóvil de Paris

El nuevo logotipo supone una reinterpretación del óvalo original de 1919, siendo ésta su décima evolución en los 103 años de historia de Citroën

Un coche familiar de los años 80 con un estilo llamativo diseñado por el carrocero italiano Bertone, del que se produjeron más de 2,3 millones de unidades, el BX fue un gran éxito comercial y contribuyó al crecimiento de Citroën en el segmento de la clase media-alta entre 1982 y 1994.

El carrocero italiano Caselani se ha unido al equipo de diseño de Citroën para transformar el Citroën Berlingo en un 2CV furgoneta, como homenaje al diseño del 2CV AU, esta conversión supone un guiño a uno de los modelos más icónicos de la marca, que dejó su huella en sucesivas generaciones.

Desde el lanzamiento del Citroën B15 en 1927 ha creado grandes hitos como el TUB de los años 30, el Tipo H de la Posguerra, los derivados del Citroën 2 CV o, desde 1996, el Citroën Berlingo.

Fabricado en los centros de Madrid y Vigo, el Citroën Xsara “Made in Spain” marcó un hito importante en la historia de la marca en España, al ser el primer modelo de la marca que conquistó el liderato del mercado de turismos, entre 2000 y 2003

Original y revolucionario, el pequeño y ligero Méhari, con su carrocería íntegramente en plástico, fue un coche nacido para los usos más variados, del ocio a todo tipo de transportes.

Protagonista del Salón de París de 1974, su presentación a la prensa tuvo lugar ese mismo año en Laponia.

En el momento de su lanzamiento, el Citroën CX fue considerado un automóvil audaz y con estilo, capaz de dar una respuesta creativa a los problemas de su época, como la crisis del petróleo. Una visión innovadora que fue reconocida con el premio al Coche del Año en Europa en 1975.

Página 1 de 6
banner-miclasico.gif

Últimos comentarios