El Biscúter de Alfonso Chaves, Resurrección o milagro

Valora este artículo
(6 votos)

Nos cuenta nuestro querido Alfonso Chaves, que por allá por el año noventa y poco, un buen amigo ya fallecido tuvo el detalle de decirle que se acercara a su patio para que mirara unos restos de un pequeño coche viejo, que lo mismo a él le servían para algo.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

Alfonso vio el paupérrimo estado del esqueleto de un Biscúter, pero, como ya lo conocemos, lo recogió e hizo lo que pudo, que no fue poca cosa.

Este modelo es de arranque manual y sin marcha atrás, ya que es de las primeras series y venia así de fábrica.

Primero, desarmarlo todo, ver bien qué había y qué no. A partir de ahí, se informó q en Barcelona había alguien con las plantillas del montaje de ese modelo (Zapatilla), por lo que se puso en contacto con él, adquirió el manual y mandó a fabricar todas las piezas posibles. Una vez que tuvo el puzle de aluminio y madera completo pero deshecho, comenzó a montar, atornillar y remachar, y el puzle empezó a coger una simpática forma.

Se reconstruyó a base de plantilla y todas las piezas nuevas.

Quería que todo proviniera de la fábrica original, por lo que tardó varios años en reunirlo: asientos, faros, pilotos traseros, intermitentes, todo lleva grabado el sello de Biscúter Voisin, incluso el suelo del coche también lleva el escudo. A la vez, él iba reparando mecánica, suspensión y caja de cambio, así como instalación eléctrica nueva.

A la hora de darlo de documentarlo, a través de la Jefatura de Tráfico se pidió documentación. Pasaron informe a Girona y la respuesta fue: “VEHÍCULO SIN ANTECEDENTES. No existen antecedentes en Registro Magnético de la Dirección General de Tráfico en la Jefatura Provincial de Girona. No existe archivo pasivo. Girona, 21 de Noviembre de 1995” A partir de ahí, Alfonso aportó toda la documentación original que poseía de chasis y motor, y pudo darlo de alta POR REHABILITACIÓN. Y Biscúter en estado de concurso listo para disfrutar.

La pena es que por el sur (Alfonso es natural de Castilleja de la cuesta, Sevilla) apenas existen concentraciones adecuadas para este tipo de vehículos, así que mucho no lo puede disfrutar, por lo que ha decidido que es momento de que su Biscúter pase a tener nuevo dueño que pueda disfrutarlo como se merece, por lo que escucharía a alguien interesado en adquirirlo y que sepa valorar lo que hay detrás de este microcoche.

Enlace a la venta de este Biscuter

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif