Miércoles, 03 Julio 2019 18:57

Saca y Lanz: dos marcas fabricadas en España

Valora este artículo
(1 Voto)

Los tractores también tienen su lugar en la colección de clásicos e históricos.

clasico-todo-riesgo.gif

Tractores SACA. En 1939, un grupo de agricultores sevillanos sienten la necesidad de crear una factoría para la fabricación de maquinaria agrícola que les permita mecanizar el campo, para modernizar la agricultura que después de una guerra civil estaba totalmente devastada, y para generar trabajo en la zona, consiguiendo que en 1954 los que vivían del evento estuvieran próximos a 500. Por ello, constituyeron la Sociedad Anónima de Construcciones Agrícolas (S.A.C.A.), comenzando la andadura con la fabricación de aperos hasta que en 1959 firmaron un acuerdo con la compañía americana Internacional Harvester, para la fabricación de tractores modelos B-275 y B-450, creando el modelo S-432 en 1960 y luego el S-455 basados en los tractores de la firma I.H., de los cuales llegaron a fabricarse unas 1.000 unidades, hasta que la empresa cerró en 1965 por problemas económicos y falta de competencia en los mercados.

El ejemplar presentado en la foto (arriba de estas líneas) corresponde a un S-432 del año 1961, de 35 C.V. -propiedad de D. Andrés Walls, socio de la Asociación Andaluza Amigos del Tractor Agrícola- que se encuentra en estado de restauración total y forma parte de los escasos ejemplares que se conservan de los producidos por la factoría. Hoy, la marca ha quedado en el olvido y son pocos los agricultores que han oído de estas máquinas. Por suerte, todavía llega la memoria de estos vehículos hasta nuestros días, gracias a la labor altruista de unos cuantos que sentimos la nostalgia de los vehículos fabricados en el pasado.

Tractores Lanz Bulldog. Getafe fue el lugar escogido por varios empresarios y una entidad bancaria para montar la factoría de tractores Lanz. Con licencia y acuerdo de Heinrich Lanz A.G. de Alemania, en 1956 se empezaron a montar bajo la firma de Lanz Ibérica, S.A. los tractores de 38 C.V. monocilíndricos, de dos tiempos Diesel, pasando a fabricar diversos modelos hasta el año 1964 en el que la factoría cesó en la producción y comenzó con otros proyectos de otras marcas. La robustez de los tractores Lanz y la potencia que desarrollaban hicieron posible la producción y venta en España de una cifra cercana a las 23.000 unidades, de los que se calcula que a día de hoy no queda mucho más de un centenar. Los tractores Lanz, que provenían de Alemania, fueron utilizados no sólo en la agricultura sino también en el transporte e incluso en la guerra como ayuda y logística de la acción bélica en el país germano.

Una de los ejemplares del Lanz D-4090 superviviente y restaurado en perfecto estado de funcionamiento a pesar de sus casi 60 años, es el de la foto (azul y amarillo), propiedad del referido socio de la Asociación Andaluza Amigos del Tractor Agrícola, D. Andrés Walls.

La unidad verde de abajo corresponde a un Lanz D-3806 de 1958 (perteneciente también de otro socio de la citada asociación, D. Ángel Prieto), que ha sido transformado por su propietario a réplica de un ejemplar 38 PS alemán, cuya utilidad pasaba desde el duro trabajo del campo hasta el desplazamiento de la familia al pueblo.

Los motores Lanz son simples en su mecánica por tratarse de motores de 2 tiempos y un solo cilindro, pero tienen una especial complejidad en el arranque y la puesta a punto. El presidente de la citada asociación, D. Antonio Carmona, es de los pocos mecánicos que aún conocen a fondo la técnica de este tractor, y se ha hecho merecedor de la consideración como uno de los mejores especialistas del motor Lanz a nivel nacional.

Fotos: Andrés Walls, Ángel Prieto

Texto: Francisco González

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Jueves, 04 Julio 2019 17:40

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif