Lunes, 07 Mayo 2018 17:42

XI Clásica Valle de Piélagos

Valora este artículo
(3 votos)

Triunfo por la mínima de Javier Trueba y Antonio Portilla

clasico-todo-riesgo.gif

10 Marzo, Cantabria

El equipo formado por Javier Trueba y Antonio Portilla, a bordo de su habitual Peugeot 309 GR de 1989, comenzaron de forma inmejorable su andadura en la Copa de Escuderías 2018 al inscribir su nombre en el palmarés de vencedores de la Clásica Valle de Piélagos. 50 vehículos clásicos disputaron con base en Puente Arce la primera cita de las 8 que esta temporada componen el calendario del certamen. La climatología fue perfecta, y como de costumbre, tanto la Bolera Cubierta de Puente Arce, como el aparcamiento de los Salones Oxford, constituyeron el centro neurálgico de la clásica, organizada por todo el equipo de la Escudería Valle de Piélagos.

Este consolidado evento contó con el apoyo indispensable del Ayuntamiento de Piélagos y de la Junta Vecinal de Puente Arce, así como de numerosas firmas comerciales, siendo una de las citas con mayor tradición de la especialidad en Cantabria. Desde primera hora de la mañana el parque cerrado fue tomando el colorido que tanto nos gusta, pasando los participantes a tomar la salida cada 30 segundos bajo el arco instalado para la ocasión.

Ángel y Antonio Represa se llevaron el “Tramo 00”

Después de disfrutar del animado ambiente habitual de las verificaciones administrativas y el briefing previo a la prueba, los vehículos tomaban la salida de forma oficial a partir de las 13h ante una gran expectación por parte de aficionados y público en general. A partir de ese momento se disputó un tramo especial “00”, plagado de navegación por las carreteras del municipio que supuso un bonito aliciente para la prueba, pero sin ser válida para la clasificación final. En esta gymkhana los Represa lograban ser los más precisos a bordo del Mercedes 190, seguidos de Jose Maria Fuentevilla-Carlos Gabriel Valdés y de María Fernández-Arkaitz Díaz.

Máxima igualdad en cabeza

A partir de aquí se inició la primera sección propiamente dicha desde las instalaciones del Restaurante Cafetería Oxford, colaborador de primer orden de la prueba. El recorrido diseñado en esta edición constaba de un total de nueve especiales (la última de ellas al caer la noche) por diferentes zonas de la región, regresando la Clásica a la Bolera a las 20h. Siempre jalonados por la excelente climatología y con numerosos aficionados a pie de cuneta, los equipos afrontaron puntos de paso míticos como el Alto del Churi, Riosapero, Sobarzo, La Cavada, Liaño, así como los diferentes núcleos del extenso municipio de Piélagos.

Después de todo este cóctel, la dupla formada por Javier Trueba y Antonio Portilla lograban una trabajada victoria, contabilizando 41,9 puntos tras 78 controles secretos de paso computados. Sin duda, este ha sido el triunfo de la constancia, ya que este equipo siempre pelea por las primeras posiciones y es uno de los más fieles a nivel de participaciones dentro de la Copa de Escuderías. Tras esta pareja se clasificaban en segundo lugar José María Fuentevilla y Carlos Gabriel Valdés con 42,0 puntos sobre el VW Polo GT, mientras que Eloy Dehesa y su nuevo copiloto para la temporada Alberto Pérez llevaban el precioso Porsche 911 SC al tercer peldaño del podio.

Vencedores por categorías

Dentro de la Categoría Open, Jon Onandi y César Ossorio se impusieron con un Ford Fiesta XR2, seguidos de Sergio Pérez y Mario González con su Renault 4 TL del Laberinto de Villapresente. El cuadro de honor de este apartado lo completaron Sergio y Ricardo Corrales con su Ford Escort XR3i. Por último, Unai Fernández e Iratxe Martitegui ganaban en “Libre” con Ford Fiesta XR2i, siendo Juan Luis Echevarria-Gabriel Vidaurre y Carlos Pérez-Alberto Pérez sus acompañantes en el podio.

Pedro Cañizo 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 08 Mayo 2018 16:11

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif