Martes, 25 Julio 2017 17:42

FORMULA VINTAGE, El baile continúa

Valora este artículo
(2 votos)

Despacito y con buena letra. Sin pretender abarcar en exceso y sin buscar desde las primeras de cambio una estructura de “grandes eventos” tan en boga hoy en día. Este es el objetivo inicial de Fórmula Vintage, asociación nacional de monoplazas históricos, ir poco a poco desempolvando y reacondicionando monoplazas y barquetas “vintage” para devolverlos a su “hábitat” natural, los circuitos de carreras. Una vez allí, la experiencia consiste en rodar y rodar, mejorando reglajes, afinando trazadas, ajustando carburaciones… todo ello en un ambiente distendido, de auténtica camaradería y sin objetivos “competitivos”, prevaleciendo en todo momento un Fair Play envidiable.

clasico-todo-riesgo.gif

9 junio, Circuito Calafat

El balance del primer año de vida y tras cuatro meetings celebrados resulta con creces positivo, pues a una participación heterogénea y que va añadiendo nuevos vehículos en cada evento, se suma la adhesión de un grupo incondicional de seguidores y amigos dispuestos a desplazarse a cada circuito. Y que nadie dude del “nivel” de estos incondicionales y simpatizantes. Siempre aparecen antiguos pilotos (algunos con reconocido palmarés de época), preparadores, fotógrafos o ingenieros de antaño. Todos dispuestos a arrimar el hombro ayudando con sus conocimientos o con sus manos a que estos coches recuperen las prestaciones y la presencia. Y muy importante, de una forma totalmente altruista y –nunca mejor dicho- por el bien común.

Para celebrar este primer año de vida, nada mejor que volver a la pista que fue testigo del primer encuentro. Un “viernes 13”, en mayo de 2016, y que a la postre resulta ser perfectamente adecuada para las características de estos pequeños bólidos. El circuito de Calafat acogió nuevamente a los animosos seguidores de Fórmula Vintage el pasado viernes 9 de junio, con el añadido favorable de una climatología que no era precisamente la típica del circuito (¡ni siquiera el viento habitual hizo acto de presencia!). Día primaveral perfecto, con sol radiante pero sin resultar abrasador.

A la ya clásica asistencia en estos meetings del equipo Seat Coches Históricos, con su habitual infraestructura y los dos soberbios monoplazas Cordobán y Selex pilotados por Salvador Cañellas y Jaume Xifré (qué finos van: los coches y los pilotos…), se unían una serie de máquinas que también se han convertido en habituales, como los dos Flash-Martini MK12 de Paris Francés y Manolo Jordán, el bonito Juncosa JX10-Bendibérica de Luís Murguía, el Mygale 98 de Julián Rojas, el Coloni CN1 de Demetri Camats, el Van Diemen 86 de Víctor Collados y los Selex ST3 de Tomás Girvent y Toni Sió. En esta ocasión, y al igual que en las anteriores, también hubo “rookies” que se adhirieron por vez primera al evento: el equipo TAC de Joan Arnella alineaba cuatro de sus monoplazas Orion FR94 con motor Renault, y los animosos Salvador y Xavi Claret (tio y sobrino)) presentaban un Van Diemen 86 de la Fórmula Ford. Esta quincena de pilotos pudo disfrutar del circuito una mañana entera, con tiempo suficiente para probar y afinar motores y chasis. Los posibles contratiempos mecánicos, que lógicamente siempre aparecen, no resultaban un incordio sino todo lo contrario: se convertían en aliciente para que tanto pilotos y amigos se esforzaran a fondo para solventarlos. Como novedad en esta ocasión se dispuso de un sistema de cronometraje individual (“chrono racing test”) a modo de autoevaluación. El registro de tiempos permitirá a los pilotos comprobar su evolución personal en esta pista en próximos meetings.

Mención especial merecen dos firmas colaboradoras en el evento. Marina Racewear como empresa especializada en ropa para competición y que ha confeccionado unos monos personalizados para los participantes de Fórmula Vintage. Resaltar también a BPS Racing como suministradora de equipamiento y accesorios. Esta firma apoyó el evento con un cheque de 100 € a canjear en material de su catálogo, y que fue otorgado con merecimiento a Julián Rojas. Este participante completó nada menos que 57 giros al trazado, y su mejor tiempo de 1:37 ya va indicando que los coches ruedan cada vez más finos. La entrega del premio se efectuó tras la comida celebrada en el propio restaurante del circuito, sirviendo de broche final a una jornada entretenida y divertida para participantes y seguidores del evento.

Naturalmente, y en el apartado de agradecimientos (que incluyen, como no, a los fotógrafos, a los redactores de las notas de prensa y al propio personal del Circuito de Calafat), no podía faltar uno especial a Seat Coches Históricos, cuya presencia en estos meetings siempre da un toque especial. Es un placer para el aficionado comprobar que el mismo proyectista que diseñó alguno de estos coches (en este caso los conocidos Selex) como es Jaume Xifré, se mantenga como un chaval después de 50 años del inicio de aquella “aventura” tan arriesgada como fue la de construir coches especializados para carreras en la España de finales de los 60. Seguro que Xifré y Salvador Cañellas disfrutaron en Calafat el 9 de junio de 2017 como lo hacían en 1968 poniendo a punto de forma conjunta el Selex ST2 de Fórmula 3. Y lo que les queda todavía por disfrutar…

Gracias a todos, nos vemos en… ¿?

Jordi Ripoll

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 25 Julio 2017 17:49

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif