Se cumplen 100 años de las primeras competiciones en el Opel Rennbahn

Valora este artículo
(2 votos)

El circuito de Opel Rennbahn es anterior a Nürburgring, AVUS y Hockenheimring; el óvalo peraltado permitía alcanzar una velocidad media de hasta 140 km/h

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

Hace 100 años que los coches corrieron por primera vez en el Opel Rennbahn. Hay varias pruebas que se adjudican el título de “primera carrera”, pero la mejor documentada hasta ahora es el “1. Wiesbadener Automobil-Turnier” (1er Torneo de Automóviles de Wiesbaden) que tuvo lugar los días 21 y 22 de mayo de 1921. Gracias a los aficionados a las Sim Racing (carreras simuladas) y a internet, hoy incluso podemos revivir el evento.

De acuerdo a informes contemporáneos, el “1. Wiesbadener Automobil-Turnier” consistió en 12 competiciones para automóviles y motocicletas en varias distancias, de hasta 90 kilómetros. Los vehículos de Opel compitieron en la mayoría de carreras, tanto de dos como de cuatro ruedas, con Fritz von Opel -el nieto de Adam, el fundador de la compañía- y el piloto oficial de Opel Carl Jörns. Al volante del Opel 14 PS, Jörns consiguió dos victorias y Fritz von Opel, que logró una velocidad media de 113 km/h, una. ¡La decimotercera carrera prevista, en la que se intentarían batir récords para coches y motos, tuvo que cancelarse debido al “imprudente comportamiento de los espectadores”.

A principios de los años 20, el Opel Rennbahn era conocido como el circuito de competición más rápido de Europa. Situado a unos pocos kilómetros al sur de Rüsselsheim, el trazado, de 1,5 km, era estrecho y con un peralte muy pronunciado. Las medidas de seguridad eran prácticamente inexistentes. A diferencia de los circuitos modernos, no había barreras de protección, ni puzolanas (zonas de grava), ni amplias escapatorias para detener o decelerar los coches en caso de que se salieran de la pista. Los espectadores se congregaban completamente desprotegidos al borde de la pista. Hoy es posible experimentar algunas de las emociones de las carreras de aquella época gracias a un vídeo publicado recientemente en YouTube.

Utilizando el software de simulación de carreras “Assetto Corsa” y la inteligencia artificial (IA), el YouTuber “GP Laps” ha preparado una carrera virtual en un modelo 3D sobre el Rennbahn de los años 20 construido por Thomas Lächele. Los detalles son muy realistas: desde las tribunas, los espectadores y la publicidad del circuito, hasta el sonido de los motores de los coches e incluso los logotipos de las marcas pintados sobre el asfalto del trazado.

A juzgar por los entusiastas comentarios en YouTube, el óvalo virtual de Opel es único y uno de los circuitos de competición más bonitos entre los de carreras de simulación. El verdadero “Opel Rennbahn” fue el primer circuito de competición de este tipo en Europa continental, creado mucho antes que Nürburgring, AVUS o Hockenheimring. Fue construido por Opel en 1919, cuando la labor de pruebas en las vías públicas se volvió inviable por la impopularidad que causaba entre los lugareños. Gracias a su trazado oval, a su anchura de 12 metros y a sus peraltadas curvas de 32 grados, permitía alcanzar velocidades medias de hasta 140 km/h.

Impulsado por un cohete: “Raketen-Fritz” también probó el Rak 1 en el Opel Rennbahn

En el circuito se celebraban carreras de bicicletas, motos y coches, y en su época de máximo apogeo conseguía atraer a 50.000 espectadores. Entre los pilotos más famosos de su época, se encontraban nombres como el de Rudolf Caracciola.

Opel también utilizo el circuito para el desarrollo y pruebas de sus nuevos modelos. Entre lo más destacado sobresalen las espectaculares carreras de prueba de Fritz von Opel en abril de 1928 con el “Rak 1” propulsado por un cohete, lo que le valió el apodo de “Raketen-Fritz” (el hombre cohete Fritz).

Desde la década de 1930, con la trepidante evolución del automovilismo de competición y la apertura de los circuitos de Nürburgring, AVUS y Hockenheimring, cada vez se celebraron menos carreras en el “Rennbahn”. En 1946 la pista cayó en desuso, pero no fue demolida.

En la actualidad lo que queda del “Rennbahn” es un “monumento tecnológico” (patrimonio cultural técnico). La mayor parte de su trazado ahora está cubierto por árboles, arbustos y hierba, pero los restos de las curvas peraltadas, en particular, aún son visibles. Desde 2013 una plataforma para visitantes con indicaciones informativas se extiende sobre parte del circuito.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

Últimos comentarios