Sábado, 22 Diciembre 2018 18:59

Autoclassic de Alcañiz: Veteranía Festiva

Valora este artículo
(2 votos)

Los pasados 2 y 4 de noviembre, dentro de las instalaciones del circuito MotorLand Aragón se celebró la 25ª edición de la feria AutoClassic, al mismo tiempo que tenía lugar el MotorLand Classic Festival. Durante la cena del viernes, hubo un homenaje a las personas que contribuyeron a la organización del primer AutoClassic en 1994, que recibieron una placa de recuerdo.

clasico-todo-riesgo.gif

Esa misma tarde de viernes ya se veía animación en el paddock de 40.000 metros cuadrados, donde se divisaban los camiones de los equipos de competición, entre ellos el de Seat Coches Históricos que había transportado los monoplazas de la F-1430. No en vano, fueron 1.700 los vehículos de colección que aparcaron en el paddock a lo largo de las tres jornadas. Mientras tanto, las tandas se iban sucediendo en el circuito y AutoClassic se mostraba ya en el exterior, donde un Renault 5 Turbo de Grupo 4 perteneciente a la Colección Fullana y los stands de tres expositores iban caldeando el ambiente. Había también en venta un motocarro Huracán y un auto de la veterana marca francesa Benjamín, así como diversas motos y bicicletas antiguas, cochecitos de pedales, material de automobilia y numerosos recambios.

Después de acceder a la carpa de la entrada, un total de 65 stands exhibían mercancías relacionadas con nuestra afición, tanto destinadas a los automóviles clásicos como a las motos de colección. A lo largo de las tres jornadas, visitaron la feria más de nueve mil personas, deseosas de encontrar el repuesto, la miniatura o la herramienta. Un expositor nuevo era el conquense Sergio Pardo, que acudió con una destacada muestra de recambios para clásicos populares, los sevillanos de Gomas Triana, con su material imprescindible para el buen aislamiento interior, y tampoco faltaban a la cita profesionales del sector como Recambios Tamarit, Auto Recambios Fornillos, El Arca de Noez o Autozahar.

En esta edición, para acceder a la segunda carpa había que abonar 5 euros, con lo que se tenía ocasión de contemplar 85 vehículos de colección en venta (52 coches y 33 motos) y visitar seis diferentes exposiciones monográficas. Según se entraba, sorprendía el Franklin 9B de 1919 que restauraba el doctor Enrique Clavero cuando falleció en agosto de 2017 a consecuencia de un accidente de tráfico. Aún quedaba instalar la tapicería, la capota y los faros, labor que en este tiempo ha terminado el mecánico José María Erruz, para satisfacción de su espora Charo y de sus hijas Pilar y Victoria. También llamaron la atención de las alrededor de 1.200 personas que accedieron a la segunda carpa el Ferrari 512 BBi y el Peugeot 205 Turbo 16, llegados desde la Colección Magriñá y objeto de innumerables fotografías. Otro coche memorable era el Ford Capri RS 2600, perteneciente a la colección Teo Martín y que ya estuvo en Alcañiz en 1973. De hecho, Jorge de Bagration venció con él en el circuito urbano de Guadalope y se proclamó campeón Nacional de Turismos. También era digno de admiración el Renault Monasix de 1929, restaurado de manera inmejorable por el alcañizano Ángel Martínez.

Igualmente, estaban presentes en AutoClassic una selección de diez motos Yamaha de competición. Pertenecientes a la Colección Magriñá, figuraba en entre ellas la Yamaha 125 Cepsa con que corrió Jorge Martínez “Aspar” en el Mundial de 1994, entre otras monturas con palmarés. Otra muestra motociclista reunía máquinas de las colecciones de Paco Román y los hermanos Fullana, que incluía máquinas como la Derbi carreras-cliente que utilizó un joven Ricardo Tormo la Yamaha TZ 350 con que Paco Román participaba en 1979 en las carreras del Campeonato de España de Velocidad.

Por lo que se refiere a las ventas, cambiaron de propietario un Volkswagen Escarabajo y un Fiat 500 Topolino que se exhibían en el stand de AF Vans, así como un Mercedes W123 y un Seat 1500 Fúnebre de Cars 1247 y un excepcional Rolls-Royce Corniche de Importauto. Entre las motos de colección, otras tres monturas veteranas vendidas.

Mientras tanto, afuera se podían ver agrupados los vehículos de las distintas concentraciones, o incluso el recorrido hasta Alcañiz realizado por los socios del Bajo Aragón Club de Vehículos Antiguos. Y por si faltase poco y a modo de fin de fiesta, la Classic Parade celebrada a las 14 h del domingo. Reunió a doscientos vehículos que, a paso tranquilo, efectuaron tres vueltas en el circuito MotorLand.

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Sábado, 22 Diciembre 2018 21:29

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif