Lunes, 24 Diciembre 2018 08:38

VII Rally Motorland Classic Festival

Valora este artículo
(2 votos)

La prueba se ha consolidado como una cita fija en el marco del gran evento de vehículos clásicos del circuito aragonés. Un año más, y ya van siete, la sección deportiva del Clàssic se desplazó el pasado fin de semana del 3 y 4 de noviembre hasta tierras turolenses para la organización del Rally Motorland Classic Festival.

clasico-todo-riesgo.gif

Este evento, que se enmarca dentro de las muchas actividades que se organizan en el Classic Festival de Motorland Aragón, reunió a 52 equipos dispuestos a disfrutar de los tramos en circuito cerrado y en carretera abierta que la organización les tenía preparados, para completar un total de 505 kilómetros.

Además, la prueba tiene un bonus track muy interesante para muchos participantes, algunos más novatos y otros no tanto, en la previa, como es el curso de rallyes de regularidad que gratuitamente se ofrece en la sala de prensa del circuito. Consejos, recomendaciones, instrucciones para un buen disfrute de esta modalidad. Siempre hay cosas que aprender.

Dos días al volante

En el paddock del circuito de gran premio se realizaron las verificaciones, se instaló el parque cerrado y a las 14:30h del sábado arrancó la prueba. Sin salir de las instalaciones del complejo aragonés, los participantes ya entraron en acción con la disputa del primer tramo cronometrado en el circuito de drift, con poco más de un kilómetro. En carretera abierta, los tramos de Fórnoles y Herbés completaron la primera sección. Los más de 52 kilómetros cronometrados sirvieron como primera toma de contacto del rally.

De esta manera, el primer reagrupamiento de la jornada fue en la pintoresca localidad de Morella, una preciosidad, antes de iniciar la segunda sección, que se realizó íntegramente por carreteras del norte de Castellón. Con más de 200 kilómetros recorridos, las especiales de Todolella, Luco de Bordón y Torre Miró llevaron a los participantes hasta el segundo reagrupamiento, donde tuvieron tiempo de descansar y repostar en la estación de servicio de Monroyo. Ya se conocían resultados parciales, y el equipo formado por David Garrigolas y Albert Fabregat con VW Golf GTI encabezaba la prueba.

Tramo nocturno

Prácticamente de noche, dio comienzo la tercera sección. La caravana del rally se adentró nuevamente en la provincia de Teruel. Se disputaron cuatro tramos más en carretera abierta, San José, La Portellada, Torre del Compte y Natividad, fueron tramos no muy largos pero que dieron poco tiempo de descanso a conductores y navegantes, ya que los enlaces eran de escasos kilómetros. Como última especial del día, se disputó el circuito de karting, de vuelta en Motorland. Así se dio por finalizada la primera etapa del rally, no sin antes disfrutar de la cena en el restaurante del propio circuito. Se agradeció la comodidad. Los primeros puestos de la clasificación se mantuvieron durante todo el sábado y Garrigolas/Fabregat se fueron a dormir como líderes de la prueba, separados por un segundo del equipo formado por los hermanos Roberto y Javier Royo-Villanova con BMW 318i.

Domingo, de buena mañana

La actividad se reemprendió a primera hora del domingo donde se dejó el día anterior, en el paddock del circuito GP. La jornada se dividió en nueve cronometrados, y el tramo Moto GP fue el primero de la matinal. Un clásico en este rally como Embalse de Calanda, llevó a los participantes a carretera abierta, al que le siguieron La Ginebrosa, Jaganta, Santolea y Las Parras. Todos ellos repartidos por las comarcas del Maestrazgo y el Bajo Aragón. En la localidad de Aguaviva se realizó el único reagrupamiento de la jornada antes de disputarse los últimos kilómetros de la prueba.

Con casi 62 kilómetros aún por delante, arrancó la segunda sección para los equipos “supervivientes”. Los tramos de La Cañada y Torrevelilla fueron los últimos en disputarse antes de llegar nuevamente al complejo de circuitos de Motorland. Allí, la especial del karting supuso el banderazo final a esta edición del rally.

El equipo del Motor Antic Garrotxa, formado por David Garrigolas y Albert Fabregat, no cometió ni un pequeño error que pudiesen aprovechar sus perseguidores y acabó imponiéndose a los hermanos Royo-Villanova del Clásicos Caspe-Chiprana, ambos equipos encuadrados en la categoría de youngtimers. En tercer lugar, y como primeros en la categoría de clásicos, quedaron Joan Pedregosa y Josep Beltri con BMW E21, representando al Clàssic Motor Club del Bages. El primer puesto de la categoría de históricos fue para otro equipo del MAG, el formado por Eric Rodríguez y Josep Simon con Renault 8 TS.

Resultados finales:

HISTÓRICOS

 

1- RODRIGUEZ/SIMON

 

2-VALLES/POBLADOR

 

3- SALTÓ/HERRERO

 

CLÀSICOS

 

1- PEDRAGOSA/BELTRI

 

2- VICENTE/VICENTE

 

3- CERVERA/PINEDA

 

YOUNGTIMERS

 

1- GARRIGOLAS/FABREGA

 

2- ROYO-VILLANOVA/ROYO-VILLANOVA

 

3- FALGAS/VILA

 

Texto: Pedro Martínez

Fotos: Xus Domene / Agustí Caro 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Lunes, 24 Diciembre 2018 08:53

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif