Lleno total en Autoclássico Oporto, que vuelve a cifras de afluencia pre-pandemia

Valora este artículo
(1 Voto)

Alrededor de 40.000 asistentes abarrotaron el evento, que celebraba el regreso del Motorshow tras la ausencia de la prueba provocada por la pandemia.

banner-miclasico.gif

Rotundo éxito de la XIX edición de autoClássico Porto, que se celebró durante todo el fin de semana en las instalaciones de Exponor (Matosinhos). La mayor feria ibérica de vehículos clásicos y de colección reunió a unos 200 expositores que ocuparon unos 48.000 m² que abarrotaron los cerca de 40.000 asistentes a la cita.

El público disfrutó como nunca de una amplia variedad de vehículos, entre los que sin duda destacaron los stands que celebraban los aniversarios de Ferrari y Cadillac, en los que los aficionados disfrutaron en directo de modelos que difícilmente se pueden ver en mismo espacio, como un Cadillac Roadster de 1927, un Dorado Biarritz de 1960 o los Ferrari Dino 246, 330 GTC o Testarossa.

El Concurso de Elegancia, que en esta segunda edición se consolidaba como uno de los grandes atractivos del certamen, entregaba el “Best of the show”, su premio más importante, a un espectacular Mercedes 300 SL Gullwing de José Campos Costa, que también fue escogido como el favorito del público. El galardón al más original se lo llevó el que también era el más antiguo, un De Dion Bouton de 1906, propiedad de Maria Raquel Cardoso Lima. Los otros dos premios fueron al más elegante, un Rolls-Royce 20/25 1932 de Eduardo Neves y al mejor restaurado, a un Ford A pick-up de 1928, propiedad de José Mota.

Emotivo momento el que se vivió en el stand dedicado a uno de los mejores pilotos portugueses de todos los tiempos, Américo Nunes (1928-2015). Su hijo Jorge Nunes, arropado por pilotos portugueses de todas las generaciones recogió una placa conmemorativa en honor a su padre y recibió el cariño de toda la afición.

El regreso del Motorshow no defraudó, con victoria para Armindo Araújo

Uno de los momentos más esperados por los aficionados era sin duda el regreso del Motorshow. A pesar del contratiempo que supuso el positivo en Covid del invitado estrella, el bicampeón del mundo Marcus Grönholm, el espectáculo no defraudó. Su presencia fue sustituida por la de Miguel Campos, uno de los grandes pilotos portugueses de los años 90, vencedor del Grupo N en dos ocasiones en el Rally de Portugal con un inolvidable Mitsubishi Lancer.

Entre los más de 50 pilotos participantes, el vencedor de la prueba resultó Armindo Araújo, con un Skoda Fabia Rally 2 Evo; en segundo lugar Miguel Campos, con el vehículo con el que tenía previsto participar Marcus Grönholm, también un Skoda Fabia Rally 2 Evo; completaba el pódium Joao Sousa a bordo de un Mitsubishi Lancer Evo VI.

En tracción trasera el mejor clasificado fue Tiago Prata con su BMW 316 I y en Tracción delantera Tiago Moreira con un Citroen Saxo 16v. El mejor clasificado en clásicos fue Rui Fonseca a los mandos de un Opel Kadett C y en Prototipo Ricardo Rodrigues con un Honda S800.

Por último, destacar la enorme afluencia recibida en el parking de clásicos, en el que aquellos visitantes que acudieron a la muestra al volante de sus propios vehículos antiguos aparcaron sus coches para que el resto pudieran contemplarlos. Un evocador recorrido de la historia del automóvil portugués del que muchos pudieron disfrutar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner-miclasico.gif

Últimos comentarios