Domingo, 09 Diciembre 2018 18:22

Victorias muy reñidas en el XXIV Rally Criterium Principado de Asturias

Valora este artículo
(3 votos)

38 coches fueron de la partida en el XXIV Rallye-Criterium Principado de Asturias, uno de los eventos ya históricos organizados por la Peña Motorista de Asturias, Escudería GES, junto con el Rallye Costa Cantábrica. 

clasico-todo-riesgo.gif

Los vehículos, en función de su año de fabricación, participaban en dos categorías con sus correspondientes clasificaciones: Trofeo Julio Gargallo, para aquellos automóviles construidos antes del 31 de diciembre de 1979, y el Trofeo Juan Gemar, para los matriculados posteriormente al 1 de enero de 1980, siempre al menos con 25 años de antigüedad.

Además, se convocaba la V Copa Chatines, Memorial Jesús Sáenz de Buruaga, con un premio específico para aquél equipo que demostrase la mayor dosis de buen humor, deportividad y compañerismo.

Como es tradicional en este Rallye, se prima la participación sin equipos de medición adicionales a los propios de fábrica de cada coche, penalizando aquéllos que utilicen tales instrumentos, prohibiendo además expresamente el uso de pirámides, sistemas TSD o similares.

El Rallye constaba de seis tramos y si bien el rutómetro contaba con numerosos cambios de media, en la mayoría del recorrido se hacían constar los tiempos de paso en muchas referencias, lo cual facilitaba la labor de los copilotos. La excepción lo constituyeron dos etapas que se realizaban a tablas impuestas, entregándose la hoja a los participantes segundos antes de la salida del tramo.

El inicio de la prueba tuvo lugar a primera hora de la tarde en la bonita villa de Cudillero y las condiciones atmosféricas estaban realmente complicadas, con la lluvia caída a lo largo de todo el día, lo que determinaba junto con la numerosa hojarasca que el estado del firme estuviese realmente muy resbaladizo, lo que hizo que los pilotos tuvieran que aplicarse en el manejo de sus máquinas.

La Organización incluyó en el recorrido algunas dificultades que exigieron de los copilotos atención máxima para evitar despistes, siendo un rallye sobre todo de navegación, teniendo presente además que el último tramo se disputó ya de noche, incrementando la incertidumbre hasta el último metro de la prueba.

Las clasificaciones, como siempre muy reñidas, quedaron de la siguiente forma:

Trofeo Julio Gargallo:

Primer puesto: Marcos Avanzas y Javier Rebollo con su Simca 1000 de 1967. 273,5 puntos

Segundo puesto: Victor Suárez y Clara Beltrand con Seat 128 Sport de 1977. 287,7 puntos

Tercer puesto: Jose Solares y Ángeles Morales, con Porsche 911 S de 1974. 409,9 puntos

Trofeo Juan Gemar:

Primer puesto: Victor Menéndez y Noelia Suárez con Volkswagen Golf GTI MK2 de 1989. 227,3 puntos

Segundo puesto: Rafael Viña y Alejandro Viña con Mazda MX5 de 1991. 254,1 puntos

Tercer puesto: Jairo López y Beatriz Suárez con Volkswagen Golf GTI MK1 de 1983. 283,7 puntos

La Copa Chatines Memorial Jesús Sáenz de Buruaga fue otorgada al equipo formado por Juan C. Fernández e Isabel Fernández con Renault 4 TL

El fin de rallye, la entrega de premios y la cena tuvo lugar en el Restaurante Casa Zoilo, en Muros de Nalón.

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Domingo, 09 Diciembre 2018 18:57

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif