Jueves, 15 Agosto 2019 19:03

Belmonte y Clemente ganan los 500 km nocturnos con un Seat Fura II de 1983

Valora este artículo
(4 votos)

En un disputado, duro e intenso, VII Rallye 1000 Curvas, donde constantemente hubo cambio de líderes en la clasificación provisional entre un abanico de 5 equipos.

clasico-todo-riesgo.gif

El ansiado trofeo de ganador se lo adjudicaron el equipo alicantino con tan solo 118,5 segundos de penalización, o sea, menos de 2 minutos acumulados de diferencia respecto a su tiempo ideal de paso por los 18 controles de paso virtuales ubicados en los casi 500 km de recorrido que se celebraron en las 12 horas en que tuvo lugar el evento.

Con una Salida que tuvo lugar el sábado a las 22 h en la Plaza L’Ordana, muy arropada por los vecinos de Sant Joan d’Alacant, y presidida por el alcalde de la localidad, Jaime Albero, la Concejal de Fiestas de dicho municipio, Anaís Carreño, y las máximas representantes de las fiestas de Les Fogueres de Sant Joan d’Alacant, los 39 participantes partían a recorrer los tramos de clasificación de la prueba englobados en 3 Secciones.

En la 1ª Sección ya comenzaban las sorpresas motivadas por la dureza de la prueba, que motivaban el abandono de varios equipos en plena montaña alicantina y que inesperadamente comenzaba a indicar que no iba a ser un rallye nada fácil para los participantes.

El final de esta 1ª Sección de más de 175 Km de clasificación, tenía lugar en Guadalest la primera parada de avituallamiento y descanso para los participantes al filo de las 01:30h. En ese momento, el abanico de abandonos de equipos en la prueba por diferentes motivos ya era importante. Así abandonaban principales favoritos al triunfo, entre otros, el mundialista Luis Climent por un problema en la transmisión de su Opel Corsa GSI, Enric Mattes por problemas de motor en el Porsche 911, Francisco Navarro por rotura de la sujeción de una rueda de su Seat 1430, o del Presidente del ACA, Pedro Martínez con su Porsche 944. Pero ya eran un total de 7 equipos los que dejaban de participar y se retiraban. Al término de esta Sección la carrera la dominaba la familia ibense de los Roca con el Subaru Legacy, luchando por el pódium con el ganador del último Rallye Hivern, Pablo García, y contra los habituales de “arriba”, tales como Juan Azorín, Vicente Ramos, José Juan Perea, o Darío Muguruza.

Durante la 2ª Sección de casi 154 Km, también hubo abandonos de participantes como los del Presidente del CMC Alcoy, Ricardo Delhom con el Porsche 911, o de Alberto Terol con su R4 del año 1976 por rotura de motor subiendo el Maigmó. Tras esta Sección, tuvo lugar otra parada de descanso y avituallamiento en lo alto del Xorret de Catí al filo de las 05:35h, donde las posiciones de cabeza volvían a cambiar entre los candidatos previstos, y ya asomaba entre ellos el pequeño Fura de Sergio Belmonte y José Clemente quienes, kilómetro a kilómetro iban subiendo escalones hacia el primer puesto.

Comenzaba una 3ª Sección de casi 165 Km que terminaría en Sant Joan d’Alacant al filo de las 10h del domingo, y donde los participantes, extasiados y muy cansados por la dureza y complicación del recorrido, sin haber dormido en toda la noche y prácticamente no haber descansado, tomaban a la llegada un reconfortante desayuno en el Casal de la 3ª Edad donde posteriormente se celebraría a las 11h la Entrega de Trofeos.

En esta última Sección realmente fue donde el equipo del Seat Fura marcó el ritmo de la clasificación y donde se llevaron al “gato al agua” para conseguir el primer puesto del rallye. En una Sección de compleja navegación con muchos cruces y constantes cambios de ritmo, el equipo alicantino, sin restarles ningún mérito por el éxito alcanzado, pero también ayudados gracias a los errores del resto de muchos de los equipos aspirantes al pódium, conquistaban la primera posición de este “remember” de los rallyes de los años 70, donde, desde el diseño de los Trofeos, el formato del roadbook, los tramos de clasificación que se recorrieron, las paradas tipo “Asistencias” remotas que tuvo lugar, hasta el ambiente de camaradería que hubo en todo momento, así como la aparición en la lista de inscritos de antiguos pilotos que no se les veía participar en una carrera desde hace años, llevó a participantes y organización a evocar tiempos pasados muy añorados de los rallyes nocturnos.

Automóvil Club de Alicante

Juan José R. Fotografía

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Septiembre 2019 23:19

1 comentario

  • Loto Jueves, 12 Septiembre 2019 14:09 publicado por Loto

    Una castaña excesiva dureza y no se lucen los coches lo que conseguís es que la gente coja un panda casi de desguace para competir y no se vean maquinas más exclusivas por miedo a romper

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif