IVECO celebra el 75 aniversario de Pegaso a través de sus hitos

Valora este artículo
(4 votos)

Se cumplen 75 años del nacimiento de Pegaso y su leyenda sigue viva. IVECO cuenta en su ADN con la experiencia, el saber hacer, la innovación y la búsqueda continua del trabajo bien hecho que fueron las señas de identidad de Pegaso.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

Después de todos estos años y kilómetros juntos, la pasión y fuerza que caracterizó a Pegaso sigue con nosotros. Y también en el IVECO S-WAY cabina AS, que podrá lucir la icónica imagen de Pegaso con un completo kit de personalización que incluye vinilos para la carrocería, placas con el logo conmemorativo del 75 aniversario para el exterior, salpicadero y un salva-cinturón bordado, entre otros.

Luca Sra, Director de Camiones IVECO, ha destacado que: “Este año marca un hito importante en la historia de IVECO, que nos brinda la oportunidad de recordar el impresionante legado de innovación, logros y espíritu pionero de Pegaso. Su enfoque visionario para el diseño de vehículos, y su pasión por la excelencia viven en nuestro equipo y en los vehículos IVECO que recorren las carreteras de todo el mundo”.

10 hitos de una historia apasionante

Pegaso atesora una historia impresionante, repleta de innovación, grandes logros y un espíritu pionero que sirvió de guía e impulso para la industrialización de España. Estos diez hitos históricos resumen parte de su enorme legado.

1. La leyenda del caballo alado

La Empresa Nacional de Autocamiones (ENASA) nació en 1946 y creó Pegaso en 1947, tomando el nombre del caballo de la mitología griega, símbolo de potencia y ligereza. Fue una idea del genial Wifredo Ricart, que bocetó un caballo volador más rápido que el de Ferrari, imagen que fue puliéndose hasta llegar al diseño final del escultor Gabino Amaya en 1956.

2. Los “mofletes” de Barcelona

Hasta la creación de la fábrica de Madrid, ENASA producía en Barcelona, en las instalaciones y proyectos adquiridos de Hispano Suiza, la única superviviente de toda la industria nacional del automóvil tras la Guerra Civil. De allí salieron el Pegaso I y el II, ya con motor diésel Z-202, que heredaban la moderna cabina chata del Hispano-Suiza 66-D. Este diseño tan peculiar les dio el sobrenombre de “mofletes”. Sus prestaciones eran de récord para la época: su peso máximo autorizado, con remolque, era de 26.500 kg; y era capaz de subir pendientes de hasta el 14%. Ambos llevaban el volante a la derecha para mejorar la visibilidad de la cuneta, ya que los camiones tenían prohibido adelantar.

3. ¿Un camión eléctrico en 1952?

En 1952 se crea un prototipo eléctrico del Pegaso II. Su paquete de acumuladores eléctricos (48 elementos de plomo y 600 Ah), garantizaba 900 usos y se cargaba en solo 5 horas, proporcionando una autonomía de 75 kms. Muchas de las frases de sus folletos promocionales valdrían hoy en día: “Gran aceleración con menos gasto de energía”, “no produce ruidos ni olores”, “averías escasísimas”, “menos impuestos”… Este modelo no llegó a la producción, pero sirvió de base técnica para el desarrollo de trolebuses.

4. También coches y aviones

Pegaso también construyó los coches más avanzados y rápidos de su época. Diversos factores externos hicieron que solo se fabricaran 86 unidades de los Z-102 y Z-103 entre 1951 y 1957, convertidas en piezas de extremado valor para los coleccionistas.

5. La fábrica de Madrid

Desde la misma creación de ENASA se inició el proyecto de la gran fábrica de Madrid, cuya primera fase de construcción se completó en 1955. Un año antes, se celebró en las naves vacías una gran exposición con toda la gama de vehículos Pegaso: coches, camiones, autobuses y trolebuses. Esta planta sigue produciendo camiones IVECO y ha experimentado una constante evolución hasta convertirse en una de las más avanzadas del mundo. Actualmente alberga líneas de producción y un centro de I + D para los vehículos pesados de la marca. La producción total de Pegaso en Madrid, desde 1946 hasta 1990, alcanzó la cifra de 405.000 unidades. En 2008, ya con el nombre IVECO Pegaso, se llegó al millón de unidades producidas.

6. El primer camión 100% Pegaso

El motor diésel desarrollado a partir del bloque Hispano-Suiza 66 fue todo un éxito. Esta tecnología tenía muchas posibilidades y Pegaso comenzó a desarrollar un nuevo motor diésel, más pequeño, moderno y eficiente, que sería el corazón de un camión completamente diseñado desde cero. El Z-207 tenía un peso máximo de 11.000 kg y alcanzaba más de 90 km/h, con motor diésel de aluminio de inyección directa y suspensión delantera independiente. Se vendieron 4.412 unidades.

7. Nuevos conceptos de camión

En 1960 se decide reemplazar el Z-207 por un modelo menos sofisticado y complejo de fabricar. Su relevo fue el Comet, que presentaba dos grandes ventajas: ya estaba probado a nivel mundial y era más económico de fabricar. Su presentación fue espectacular: 180 Pegaso Comet salieron juntos de la fábrica destino a los concesionarios en toda España. Después llegaría la nueva gama 1080 con el diseño de “cabina cuadrada” (1972), que supuso un gran salto tecnológico. En su configuración de chasis 4 ejes podía llegar hasta las 36 toneladas y con el motor 12 litros de 352 CV era el camión más potente de Europa.

8. Comerciales ligeros

En 1957 Pegaso toma el control de la empresa vallisoletana SAVA, que fabricaba una gama de vehículos comerciales ligeros y medianos. Desde 1990 se comenzó a producir el modelo Daily en estas instalaciones.

9. El primer concept truck de Europa

Pegaso causó un gran impacto en el Salón de Barcelona de 1989 con el SOLO 500, primer concept truck de la industria europea, que. Este camión anticipó muchas de las tecnologías de las que disfrutamos hoy en día, como el GPS, cámaras de retrovisión, radar de cercanía y otros sistemas de ayuda a la conducción.

10. Pegaso en competición

Pegaso es una de las pocas marcas que puede presumir de haber participado con sus coches en el GP de Mónaco (1952), las 24 Horas de Le Mans (1953) y la Carrera Panamericana (1954). En 1953 un Pegaso Z-102 STC/2.8 de 250 CV se convirtió el automóvil de producción más rápido del mundo, alcanzando 243 km/h. Pegaso también se hizo un hueco en la competición de camiones, compitiendo en el Campeonato Europeo de Camiones de 1989 y 1990. También participó en varios Paris-Dakar, sobre la base de versiones militares.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

Últimos comentarios