El 244, un VOLVO con todas las letras

Valora este artículo
(2 votos)

El modelo 240 de Volvo se convirtió prácticamente en un clásico ya durante su producción, al fabricarse durante casi 20 años.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

En agosto de 1974, Volvo presentó una nueva generación de automóviles que llegaron para quedarse: las series 240 y 260.

Estos nuevos modelos se desarrollaron a partir de la serie 140 y guardaban muchas similitudes con sus predecesores. Entre los cambios, se incluía una nueva sección delantera, parachoques de gran tamaño y un chasis avanzado que integraba un sistema de suspensión delantera de tipo McPherson.

Durante la introducción de la familia 240, comenzó a implementarse una nueva serie de motores de 4 cilindros con árbol de levas en cabeza. En las versiones básicas, continuó utilizándose durante un tiempo el anterior motor de 4 cilindros.

Durante un breve periodo, el Volvo 244 pudo especificarse también con un motor V6. En 1979 hizo su aparición una alternativa muy popular en algunos mercados: el primer motor diésel de 6 cilindros integrado en un turismo (en algunos mercados de 5 cilindros).

La nueva familia 240/260 se desarrolló en torno a unos requisitos de seguridad muy estrictos. De hecho, estos eran tan exigentes que las autoridades estadounidenses lo convirtieron en el vehículo estándar para los avances en materia de seguridad.

El modelo 240 de Volvo se convirtió prácticamente en un clásico ya durante su producción, al fabricarse durante casi 20 años. El automóvil experimentó dos actualizaciones importantes de modelo, concretamente en los años 1981 y 1986. En total se fabricaron más de 2,8 millones de unidades de la serie 240/260.

Especificaciones técnicas Volvo 244

Producción: 1974-1993

Carrocería: Berlina de 4 puertas

Motor de 4 cilindros en línea OHV, 4 cilindros en línea OHC y 4 cilindros en línea OHC con turboalimentación. Motores diésel de 5 o 6 cilindros en línea OHC y V6 OHC.

Transmisión: 4 marchas manuales (o con superdirecta eléctrica) y 5 marchas manuales. 3 ó 4 marchas automáticas. Frenos: Hidráulicos, de disco en las cuatro ruedas.

Dimensiones: Longitud total: 490 cm. Distancia entre ejes: 264 cm.

El carácter del 244-GLE puede resumirse con pocas palabras: es un vehículo grande, profundamente cómodo, sobrio, bien equipado, capaz y andador, término este en el que el consumo alto ensombrece un poco sus notas de brillantez. El poderoso motor tetracilíndrico a inyección, de 2,3 litros, arroja la nada despreciable cifra de 136 CV. Esto significa buenas prestaciones, consumo elevado pese al preciso mecanismo de inyección incorporado y una relación peso/potencia próxima a 9,75 kg por CV (vacío). Aunque el peso del vehículo (1.325kg. nominales en vacío) sugiera cierta pereza de comportamiento, la brillantez de respuesta del motor suple cualquier deficiencia que lo anterior pudiera acarrear. Una cosa diferente es la marcha rápida por carreteras de segundo orden, que resulta complicado por entrar en contradicción con la propia personalidad del coche; aunque cuenta con unos frenos sensacionales que otorgan la necesaria sensación de seguridad incluso en las peores condiciones, pero sigue estando claro que el terreno favorable para el Volvo 244-GLE es la autopista.

Artículos relacionados

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif