Lunes, 04 Junio 2018 17:39

EL SEAT 1400, Raíces y variantes

Valora este artículo
(4 votos)

La Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT) la fundaría el extinto INI (Instituto Nacional de Industria) el día 9 de mayo de 1950, y comenzaría, por tanto, a dar sus frutos en la década de los años 50 del siglo XX; antes que el histórico gol de Telmo Zarraonaindía, así como antes también de la supresión de las Cartillas de Racionamiento.

clasico-todo-riesgo.gif

Coincidiendo con el primer SEAT 1400 puesto en circulación, al que nos vamos a dedicar en este artículo, ficha el Real Madrid a don Alfredo Di Stefano, y lo hizo, felizmente, de por vida. Este pionero modelo SEAT sería producido bajo licencia FIAT desde 1953 a 1964. La nueva firma industrial española contaba como experiencia con plantilla recolocada de Hispano Suiza, montándose el primer SEAT 1400 el 29 de mayo de 1953, finalizándose el año con una producción de 959 unidades. Se hablaba por entonces de automóvil amplio, cómodo, innovador, de carrocería monocasco, y 4 velocidades.

De líneas redondeadas, estos primeros SEAT 1400, a este narrador le resultaba un diseño de poco gusto, cuya breve producción duró de mayo de 1953 a mayo de 1954, con motor de 4 cilindros, 44cv, y una velocidad punta de 120 km/ h.

Con el tiempo, la producción de la marca despegaría desde la berlina 4 puertas, al 5 puertas familiar, cerrados (furgonetas), alargados (limusina, y vehículos policiales de patrulla), combis (los que prestaban servicio en Telégrafos, Dirección General de Correos y Telecomunicación, del otrora Ministerio de la Gobernación), ambulancias, fúnebres (también llamados “coches estufa”), así como el descapotable Sport. La producción mentada utilizaría la clásica placa del antiguo MOP (Ministerio de Obras Públicas) que era obligatoria en los vehículos matriculados antes de 1960. Por cierto, hasta bien entrados los años 60, del siglo XX, los vehículos, como cualquier objeto nuevo que se adquiría, venían empapelados, por lo cual lo primero que hacía su propietario era entretenerse en quitarle al vehículo todo el envoltorio que traía en su tapicería y enseres nobles. Del modelo 1400 de SEAT se fabricaron en total 5 modelos: el 1400 pionero; 1400 A; 1400 B, 1400 B Especial; y el 1400 C.

El SEAT 1400 A sale al mercado en 1954, aumentando su velocidad a 125 kilómetros hora, 50 CV y enriquecido con más cromados, grupos ópticos traseros, simultáneamente al nacimiento de las colas y nuevos pilotos, ganando así elevada belleza (si lo comparamos con el 1400), que se fue incrementando al agrandarse discretamente la luneta posterior (la del 1400 era feísima), y con una parrilla delantera más bella, más graciosa. Es decir: con respecto al pionero, el enriquecimiento de su belleza y buen gusto se verían incrementados gracias a la parrilla delantera, los grupos ópticos traseros, la aparición de las colas, nuevos pilotos, y la ampliación de la luneta posterior. Y en esta línea de buen gusto y finura continuaría la gama, ofreciéndonos el 1400 B, ya en Diciembre de 1956, los asientos delanteros serían siendo corridos, más cromados en sus artes, neumáticos de banda blanca, la incorporación en calandra de un faro central de niebla, así como la progresión de la luneta trasera que este modelo traía ya panorámica; como pequeños detalles, de fino gusto (pequeños detalles que engrandecen el bien), como el piloto eléctrico rojo que traía en el soporte central de la matrícula trasera, con el acrónimo SEAT; que continuaría con acierto el modelo SEAT 1400 B Especial, nacido a partir de 1958, que alcanzaba los 58 CV, y 135 kilómetros hora. En los laterales y posteriores a las ruedas delanteras, la marca española le puso la rotulación “Seat Especial” a este bello modelo, pleno de buen gusto y elegancia (no me cansaré de repetirlo), que traía introducido el velocímetro de cinta horizontal, con lo que en muchos lugares sería conocido como Seat “cinta”, dejándose de fabricar en 1959, vendiéndose hasta bien entrado el año 1960. Afortunadamente, la Administración Pública utilizó mucho este modelo oficialmente en protocolo y servicios, topándonos, de vez en cuando, con algunos modelos en la variopinta e interesante museología estatal. En mi familia gozamos de 3 modelos de este vehículo, lo que hizo que los conociera perfectamente: SE-40940, verde; M-212022, negro; y M-236131, beige. Finalmente, el modelo 1400 C, muy cambiado, muy distinto, se fabricó de 1960 a 1964; no pareciéndose en nada, para bien o para mal, con los modelos anteriores, lo que no es muy congruente.

La línea americanada pasa a ser italianizada, la potencia le sería incrementada un 25%, alcanzando los 160 kilómetros hora. Todos llevaban frenos hidráulicos de tambor en las 4 ruedas. Todos los modelos referidos eran de 5 plazas. Modelos extraños derivados sería un atípico SEAT 1400 de 7 plazas, descubierto, carente de techo y puertas, de las que se crearon solamente 2 unidades, que se dedicaron a las visitas comerciales y/o de cortesía a la factoría SEAT. Hubo otro modelo raro, tipo microbus, de 1957, exhibido en la Feria de Muestras de Barcelona. La SEAT ha sido poco tradicional en respetar un sólo y sólido logotipo, ya que se le han contabilizado infinidad de ellos a través de los años.

Francisco Glez. del Piñal Jurado Historiador y académico 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 05 Junio 2018 16:13

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif