Citroën 2CV: La intrahistoria

Valora este artículo
(8 votos)

Otro hijo de la exitosa pareja Flaminio Bertoni y André Lefevre, un vehículo que nació en tiempos tempestuosos, y tuvo una vida larga y feliz

El panorama no era agradable, la empresa estaba en quiebra y es rescatada por su principal acreedor, Michelin. Haciéndose cargo de la administración de la misma Pierre Jules Boulanger, poco tiempo después del lanzamiento del Citroën 11 ligero, exitoso modelo que, sin embargo, fue causante de la quiebra y abandono de la firma por parte de André Citroën. El nuevo gestor de la firma propone, nada más entrar al cargo, crear un Très Petite Voiture (vehículo muy pequeño) orientado a gente del campo y familias con recursos escasos.

Citroën 2CV a la venta desde 1.000 euros aquí

 Un coche para el pueblo, sencillo y práctico. Tenía que ser un coche económico, de bajo mantenimiento y de una simplicidad espartana, “un paraguas abierto sobre cuatro ruedas” Dicen que las especificaciones dadas dictaban que el coche pudiera transportar a cuatro adultos, cincuenta kilos de equipaje, tuviera tracción delantera, dos caballos fiscales, tres marchas, velocidad de 60 km/hora y con una suspensión que le permitiera cruzar un campo arado con una cesta de huevos sin romper ni uno y, sobre todo, que no fuera nada ostentoso.

06_histoire_vehiculesparticuliers_2cvderives_capture.jpg

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

2cv_caravana.jpg

La guerra paraliza el proyecto cuando todo estaba listo para su producción. Hicieron falta más de 47 prototipos (otros dicen que 250) para que en 1939 el diseño estuviera finalizado. Y entonces estalló la Segunda Guerra Mundial. El nuevo coche, como la vida de mucha gente, quedó en suspenso. La empresa fue obligada a colaborar en los esfuerzos de la guerra, primero para un bando y después para el contrario. Es durante este tiempo que Boulanjer decide ocultar todos los prototipos más importantes y destruir el resto al objeto de que no cayeran en manos enemigas. Hablan también de los sabotajes que ordenaba el mismo Boulanjer en las cadenas de producción al servicio de la maquinaria militar Nazi, aunque esto puede ser una bella imagen dada por los ganadores del conflicto.

Proto3.jpg

Al fin llega su momento. El diseño definitivo incorporaba un motor de dos cilindros de 375 cc y 9CV, refrigerado por aire, techo de lona, descapotable y un consumo de 5 litros a los cien, asientos livianos y mucho aluminio (entonces era barato) con un peso total de no más de 400 kg. Durante años se pensó que sólo había sobrevivido uno de los prototipos originales, pero en 1995, en un granero de Bureau de Etudes, se encontraron ocultos estos tres prototipos, que databan de 1929. La producción del Citroën 2CV se inicia en 1948 y está en producción hasta 1990, en total se llegan a fabricar casi 5.200.000 unidades, entre las carrocerías de coche y furgoneta. El modelo que se produce tras la guerra necesita ser adaptado a las circunstancias, la escasez de materiales hace que el uso de aluminio sea dejado de lado en favor del acero, la suspensión tiene que ser rediseñada así como los asientos y determinadas partes del motor. Difíciles comienzos dieron lugar a un vehículo memorable que, aun hoy, sigue enamorando a multitud de aficionados, que tras leer estas líneas puede que conozcan algo más de su azaroso origen.

Citroen-CV-1.jpg

www.alfonsofigares.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif