Miércoles, 31 Mayo 2017 15:48

XII RALLYESTONE 2017

Valora este artículo
(4 votos)

Tras un fin de semana muy intenso, con climatología adversa durante la etapa del sábado, y tras cerca de 800 kms de duro recorrido por vías secundarias, las castigadas mecánicas de varias décadas de antigüedad de los supervivientes llegaban el domingo a la meta en Bilbao sobre las 13h, para disfrutar de la comida de fin de prueba y la entrega de trofeos.

clasico-todo-riesgo.gif

 24, 25 Y 26 DE MARZO. BILBAO

46 fueron los equipos que finalmente tomaron la salida, 7 de ellos equipos franceses que puntualmente se acercan en su cita anual con el Rallyestone. Localmente, algunos de los mejores especialistas de la regularidad de la zona se veían las caras, a pesar de la coincidencia de fechas con otras importantes pruebas nacionales. En el parque cerrado de salida además de los "bólidos" destacaban mucho modelos auténticamente clásicos que acercó el club vecino Automóvil Clásico de Euskadi (ACE), así como de otros aficionados que se acercaron en sus clásicos aprovechando la concentración anexa al rally. El buen tiempo acompañó, y eso permitió al abundante público disfrutar de todas aquellas joyas, así como de interesarse por la iniciativa solidaria puesta en marcha por el club organizador, “Campaña 49,9 Km/h y 1 Kg/Km”, en colaboración con el Banco de Alimentos de Bizkaia, para la recaudación de alimentos no perecederos.

 

En lo estrictamente deportivo, recordar que el Rallyestone es una prueba de regularidad para vehículos clásicos, puesta en marcha por nostálgicos del desaparecido Rallye Firestone, mítico rally puntuable para el Campeonato de España y para el Campeonato de Europa de Rallyes, que desde finales de los 60 y hasta 1979 la Real Peña Motorista Vizcaya organizó con gran éxito. Desde 2006, el mismo Club RPMV organiza el Rallyestone, prueba de la que en consecuencia se cumplen ya 12 ediciones.

Con estos antecedentes, la etapa del viernes arrancó con 3 equipos destacándose claramente desde el inicio, con Txema Foronda y Pilar Rodas liderando la clasificación provisional. Pero el competitivo BMW 325 iX, vencedor del Rallyestone 2014 y 2015 (y de varias batallas más), enseguida decía basta debido a problemas eléctricos y con el alternador tocado.

Al final de la primera etapa y tras recorrer casi 300 kms por carreteras vizcaínas habiendo rozado también Gipuzkoa, con tramos en general sencillos de navegación pero ligeros (Vivero, Lezama-Fika, Lekeitio-Ondarroa, Calvario, San Miguel, Arrate seguro que suenan como viejos conocidos a la mayoría), los equipos finalizaban en el laberinto de Artxanda (con mención especial al Polígono de Sangróniz) bajo un intenso aguacero que puso a prueba los limpiaparabrisas de muchos bólidos (llegando a tener que abandonar alguno por rotura).... Sólo 8 equipos conseguían finalizar dicho último tramo sin problemas y de esta manera se llegaba sobre las 3.00 AM del sábado a Bilbao, con Asier Santamaría y Roberto Rentería liderando con el VW Golf GTI Mk1 atómico, Eneko Conde y Marcos Gutiérrez a escasos 2” a bordo del VW Golf GTI Mk2 16v vencedor de la pasada edición del Rallyestone (y que aún mostraba algún rasguño de su percance de la semana anterior, si bien correctamente curado y tratado incluso con una gigantesca tirita); y UnaiZiarreta e Igor Casado terceros pero ya más alejados de la pelea por la victoria con su bonito Peugeot 205 GTI.

Tras una noche de lluvia incesante, el sábado nacía con la amenaza de que dicha lluvia iba a acompañar a la prueba durante toda la etapa, circunstancia que se confirmó hasta casi el final del día. Algunos equipos debían abandonar ya aquí por indisposición del copiloto; todos los regularistas saben de la dificultad del asiento derecho, y los mareos y el olor a gasolina no suelen ser de gran ayuda, a pesar de biodraminas varias.

Así las cosas, los equipos tuvieron que lidiar con el irregular estado del firme en muchos tramos de la carrera, además mojados y encharcados en ocasiones; saliendo de Bizkaia por Karrantza y haciendo muchísimos kms de recorrido por Cantabria (tuvimos incluso niebla intensa por los famosos alpes cántabros). A lo largo de esta etapa, Eneko y Marcos se ponían el traje de faena (no en vano son Campeones de la Copa de España de Energías Alternativas 2016) y conseguían arañar segundos a Asier y Roberto, poniéndose en cabeza y llegando a aventajar a los eternos aspirantes en cerca de 10”. Por el camino el 205 GTI de Ziarreta rompía debiendo abandonar, y algunos participantes sufrían pequeñas salidas de carretera sin consecuencias para las mecánicas aunque sí algún abandono.

La etapa finalizaría con dos de los tramos míticos del Rallyestone, Ontón-Otañes y La Reineta subiendo por Peñas Negras. Para entonces y ya de noche (horario de invierno aún), el Golf de Asier rompía alternador, y el pequeño de los Santamaría se las veía y se las deseaba para mantener el bólido en carrera, sin apenas luz y en tramos muy exigentes. Pero, si el propio Asier es Campeón de Euskadi de regularidad sport (o subcampeón, dependiendo del año); y Roberto también Campeón de Euskadi de Regularidad Sport, en este caso en categoría Trofeo, no iban a ponerlo fácil. Con gran esfuerzo conseguían incluso arañar tiempo a los líderes, para llegar a Bilbao sobre la 1 a.m. del domingo tras 400 kms de intenso sábado, y con ambos contendientes con mínimas diferencias.

Durante esa noche, donde entre otras cosas nos coincidió el cambio de hora dejando un poco menos de descanso para los fatigados participantes, Asier Santamaría y ante la imposibilidad de arreglar o sustituir el alternador, y negándose a abandonar una prueba en la que tantas veces ha estado al borde del triunfo, opta por montar una instalación de 6 baterías en el maletero del Golf, para poder mantenerse en carrera los 3 tramos del domingo. De esta manera y durmiendo tan sólo una hora se presenta en la salida del domingo el dorsal número 3.

La última etapa amanece soleada en Bilbao, dando una tregua a los equipos. Para este final, R.P.M.V. ha optado por incluir algunos de los tramos que habitualmente utiliza en el Rallye de Zamudio de velocidad, subiendo por el antiguo parque de atracciones y Arkotxa-Zaratamo, y un final "lioso" en el siempre complicado barrio de Buia, que más de una vez ha resultado decisivo. La lucha a lo largo de casi 100 kms entre los dorsales 1 y 3 es a la décima (y nos quedamos cortos), y tanto es así que la clasificación final se resuelve tras 324 controles por tan sólo 0,4 décimas a favor de Asier Santamaría y Roberto Rentería, flamantes vencedores del Rallyestone 2017 con una media de 0,5” de penalización por control.

Segundos quedaron por tanto Eneko Conde y Marcos Gutiérrez, y terceros en el pódium Jon Roldán y Jagoba Garasa con BMW 325 iX, que con un rally impecable se imponían al impresionante Porsche 911 SC de Miguel Pindado y Alberto de Pablos, cuartos, y al siempre eficaz VW Golf GTI Mk1 de Xabier Begoña y Germán Núñez.

 

La clasificación, por tanto, quedaría de la siguiente manera:

1 Asier Santamaría - Roberto Rentería (VW Golf GTI Mk1 - dorsal 3)

2 Eneko Conde - Marcos Gutiérrez (VW Golf GTI Mk2 16v - dorsal 1)

3 Jon Roldán – Jagoba Garasa (BMW 325ix - dorsal 16)

4 Miguel Pindado - Alberto de Pablos (Porsche 911 SC - dorsal 4)

5 Xabier Begoña - Germán Núñez (VW Golf GTI Mk1 - dorsal 9)

El resto de trofeos (no acumulables según reglamento), fueron:

- Mejor piloto R.P.M.V. (6 scratch): Natxo Bañares (Seat 131 - dorsal 15)

- Mejor copiloto R.P.M.V. (7 scratch): Eduardo Diez Varona (BMW 325 - dorsal 22)

- Equipo Mixto (10 scratch): Pierre de Saint Viance - Marine Trevisanut (Citroen GS 1220 - dorsal 39)

- Vehículo más antiguo (12 scratch): José Luis Rodríguez - Gorka Rodríguez (MG B GT - dorsal 6)

- Vehículo más acorde con la época (22 scratch): Olivier Delpech – Mathieu Ossard (MG B GT - dorsal 38)

- SIN Instrumentos (23 scratch): Sergio Cámara - Emilio Pascual (Renault 5 GT Turbo - dorsal 29)

- Último clasificado (32 scratch): Gorka López de Alda - Enrique Francisco (Austin MG Maestro EFI - dorsal 28)

- Vehículo más lejano (35 scratch): Eric Pol - Claudia Telfec (Alfa Romeo 2000 Bertone - dorsal 41)

- Equipo femenino (36 scratch): Begoña Echevarría – María Fernández (VW Golf GTI Mk1 - dorsal 47)

Y un trofeo que todos los años nos hace especial ilusión, mejor escudería: R.P.M.V., puntuando:

2 scratch: Eneko Conde - Marcos Gutiérrez (VW Golf GTI Mk2 16v - dorsal 1)

5 scratch: Xabier Begoña - Germán Núñez (VW Golf GTI Mk1)

6 scratch: Natxo Bañares - Alfonso Oiarbide (Seat 131 - dorsal 15)

Texto: R.P.M.V.
Fotos: Javier Alonso

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Miércoles, 31 Mayo 2017 16:01

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif