Rally Solidario Mantra Clásicos - Fundación BENE

Valora este artículo
(3 votos)

52 participantes disfrutaron y sufrieron en este primer rally solidario, que esperamos no sea el último.

banner-miclasico.gif

10 septiembre

A mediados del año pasado, un socio nos propuso realizar un acto solidario con una asociación que atendía a un crío compañero de su hijo, afectado por una enfermedad neuromuscular. Lanzada la idea otro socio propuso organizar un rally de regularidad. Con esos dos planteamientos sobre la mesa nos lanzamos a organizar esta aventura.

La inestimable ayuda de la RPMV, el ayuntamiento de Leioa y la asociación de comercios de Leioa, han sido fundamentales para la consecución del objetivo que no es otro que el recaudar fondos que permitan ampliar los tratamientos de fisioterapia, que necesitan estas personas.

Un rally dividido en dos modalidades.

La primera, el típico rally con medias impuestas y puntuable en la copa CORREN, compuesto de 6 tramos y unos 200 kms de recorrido contando los enlaces. En la variante de Con Instrumentación, se llevaron el primer puesto Gorka Boyar y Lucas Sergnese, a bordo de un Honda CRX de 1988. Compitiendo sin instrumentos, se alzaron con el triunfo Iker Reyes con Nerea Lerín, manejando un Citroën AX GT de 1990.

La segunda modalidad, pensada para facilitar la iniciación al mundo de la regularidad, consistía en un rally A Calcar, debiendo los participantes, completar los 3 tramos de la mañana (comunes al de medias impuestas), pero con una horquilla de tiempos máximo y mínimo, para completar cada tramo. Ellos se marcarían el ritmo en esta primera pasada. Por la tarde, repetirían los mismos tramos y esta vez, penalizan si se apartan de los tiempos de la mañana en cada punto de control establecido. Los ganadores de esta modalidad, con instrumentos fueron los completamente novatos en este mundillo, Aitor García y Miguel Rodríguez manejando un Buggy Marinas de 1990. En la variante SIN instrumentos, resultaron vencedores Roberto Etxebarria e Iker Fernández, ambos en su primera participación en un rally de regularidad, con Chrysler 180 del año 1977.

Coincidentes en fecha y hora, aunque separadas las ubicaciones tan solo por unos centenares de metros, permitieron a la ciudadanía en general, contemplar dos enfoques diferentes del mundo del vehículo clásico. Una concentración de más de 50 clásicos representativos desde los años 50 hasta los 90 hicieron las delicias de todos aquellos vecinos que se acercaron para contemplar los vehículos expuestos. Este año hemos querido dar un sentido solidario al evento y se ha invitado a compartir espacio a la Asociación Bene, que presta ayuda a los afectados por enfermedades neuromusculares en Bizkaia.

Buen tiempo, buen ambiente y una buena causa. ¿Quién dice que no es posible juntar las tres B?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner-miclasico.gif

Últimos comentarios