Sábado, 04 Mayo 2019 16:05

La historia se abrió paso en el 61 Rally Barcelona-Sitges

Valora este artículo
(4 votos)

La recuperación de la buena senda lograda el año pasado, en la que se celebraron 60 ediciones del Rally, se ha visto reforzada, ya que las calles de Barcelona y Sitges, así como las de las poblaciones que unen su recorrido, han visto un año más cómo el tiempo se ha detenido por unas horas para contemplar las joyas tecnológicas que forman parte de esta caravana histórica.

clasico-todo-riesgo.gif

16-18 marzo 

Un total de 71 coches de época, 24 de ellos centenarios, más 18 motocicletas, estaban convocados para concentrarse a partir de las 8:30 de la mañana en la Plaza Sant Jaume de Barcelona. Pilotos y acompañantes -entre ellos dos invitados barceloneses de lujo, el escritor Màrius Serra y el dibujante y ninotaire Toni Batllori-, todos vestidos con trajes propios de la época de sus vehículos, realizaron en el Ayuntamiento el protocolario posado del que se habrían de dirimirse los ganadores del Premio a la Elegancia, antes de disfrutar del tradicional desayuno con chocolate en el interior del Consistorio.

Desafío entre la multitud

Minutos antes de las 10:30, hora señalada para el comienzo del Rally, todos los participantes arrancaban los motores de sus vehículos, uno de los momentos que reconocen como más emocionantes del día. Rodeados por la sinfonía de petardeos de los motores de gasolina, el alcalde de Sitges, Miquel Forns, dio el banderazo de salida para que el Citroën Type A de 1919 conducido por Antonio Castillo, con el dorsal número 25, encabezara la comitiva. Esta fue una deferencia de la organización como homenaje al centenario que la marca francesa cumple este año, en lugar del vehículo más antiguo, honor que en esta ocasión ha merecido el Darracq de 1900 pilotado por Guillem Planas, unidad que también estuvo expuesta varias semanas en la muestra de coches de época del centro comercial L'illa Diagonal. Por delante, a los vehículos les esperaban los más de 40 km que separan a la Ciudad Condal de Sitges, y ya desde la misma calle Ferrán en dirección a las Ramblas los participantes tomaban conciencia de la expectación que despierta el Rally. Miles de personas les esperaban desde los primeros metros en Barcelona y a lo largo de la mayor parte del recorrido, que transcurría por L'Hospitalet, Cornellà, Sant Boi, Viladecans, Gavà y Castelldels, donde saludaban y animaban a los ocupantes de los coches y motos históricos.

La comida de gala y la entrega de premios y homenajes se realizó en el Hotel Dolce Sitges. Este año, además, se ha mantenido la salida lúdica del lunes recuperada en la edición anterior.

Una selección muy cuidada

Maria Marín, presidenta de Foment de Sitges, recordaba que "la filosofía del Rally es la de apostar por la calidad más que por la cantidad". El Barcelona-Sitges se concibió así hace seis décadas, de ahí que mantenga la norma de que solo entren en concurso oficial los automóviles producidos hasta 1928 y motos hasta 1938.

Hubo una nutrida inscripción que contó con los siguientes ganadores:

Premios a la elegancia

1. Ajuntament de Rubí (Ford, 1924)

2. Olga Torras (Rochet 15000, 1919)

3. Jaume Nolla Gasulla (Gray, 1924)

4. Mercedes Freixa Alegre (España Torpedo T II, 1917)

5. Ajuntament de Barcelona (Renault Coupé de Ville, 1914) Premio Memoria Gemma Toscas: Assumpta Arderiu Freixa (Hispano Suiza T-16 Coupé de Ville, 1917)

Mejores motocicletas:

1. Francesc Roure (BSA L24, 1924)

2. Genís Muntané (Peugeot P50, 1920)

3. Andreu González (BMW R35, 1936)

Automóviles más destacados según su fecha de fabricación

Grupo I hasta 1908

1. Josep Prat Rusiñol (Renault AX, 1907)

2. José Orriols (Wolseley 14HP, 1908)

3. César Pau (Panhard Levassor, 1907) Grupo II, entre 1909 y 1914

1. Javier Martínez (Le Zebre, 1909)

2. Ajuntament de Barcelona (Renault Coupé de Ville, 1914)

3. Carla Martí (Hispano Suiza 8-10HP, 1914)

Grupo III, entre 1915 y 1920

1. Alexis Llaveria (Cadillac Descapotable 4P, 1916)

2. Rudolf Ettel (H. Suiza T30 16 HP, 1917)

3. Salvadó Berenguer (De Dion Bouton, 1918)

Grupo IV, entre 1921 y 1928

1. Paco Minguell (Packard Six, 1921)

2. Jaume Vila (Hispano Suiza T-49, 1924)

3. Mario Hernáez (Rolls Twenty, 1926)

Premios RACC al participante más joven: Mireia Magriñà, 19 años (Berliet, 1907) Premio en memoria a Pere Arderiu: José Orriols (W. Siddeley 14HP, 1908)

Premio “Amigos de los coches veteranos”: Mario J. Hernáez (Rolls Royce Twenty, 1926)

Premio Classic Motor Club del Bages al coche más antiguo: Guillem Planas (Darracq, 1900)

Premio Federació Catalana de Cotxes Antics al coche más emblemático: Ramón Magriñà (Berliet, 1907)

Fotos: Gaby Esono 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Lunes, 13 Mayo 2019 15:35

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif