Martes, 26 Diciembre 2017 15:33

4H Calafat - Copa Catalana Resistència Clàssiques

Valora este artículo
(2 votos)

· Penya Motorista Barcelona, en el Circuit Calafat, ha celebrado la tercera y última prueba de la Copa Catalana Resistència Clàssiques - FCM de este año 2017.

clasico-todo-riesgo.gif

4 noviembre Tarragona

Era también la primera vez que se prolongaba la carrera hasta cuatro horas. Lo que pondría estas veteranas máquinas y muchos de sus pilotos, ya entrados en años, todavía más a prueba. A este sábado por la mañana se le añadió la incógnita de si iba a llover, como habían predicho los meteorólogos, o no. Y en caso contrario, si los neumáticos iban a aguantar estas cuatro horas, dadas la potencia y el peso de las motos punteras.

A parte del valor propio de ganar la carrera estaba el aliciente de saber cuáles serían los vencedores de esta Copa de Resistencia en sus distintas categorías.

En la clase de 500 el juego estaba entre tres candidatos: Jorge y Emilio Pastor y Juan Carlos Alzuri, todos con 45 puntos.

En la de 1000cc. hasta el 79, los principales candidatos eran los equipos de Máximo Lamelo/ Jaime Díaz con 36 pts., y el de Miquel Agustí/Jordi Parga con 31 pts. Ambos con Ducati Pantha.

En Classic 24H quedaban solo con bastantes posibilidades 2 equipos encabezados por Jorge Cabanes y Daniel Rosa con 41 puntos, y Jordi Burgete y Francesc Torrents con 38 puntos, ya que el tercer equipo, con unas posibilidades bastante remotas, de Ignacio Bultó y Eduardo Castellet con 31 puntos, no se presentó. Ello tuvo como consecuencia, sumada a la desafección de Eduard Conde y Jordi Vila que el team Rosa ya no pudiera optar al trofeo por Equipos.

En la clase más concurrida de MC (habían participado en las dos pruebas anteriores hasta 72 concursantes distintos), el titulo se jugaba entre Enrique Fernandez y Carlos Carreira que formaban equipo y acumulaban 45 puntos de los 50 factibles y Albert Escoda con 41 puntos que se quedaba como único candidato a repetir título pues Guinovart no había participado en la 1ª contienda en Alcarraz.

La última hora de carrera que sirvió de duro epilogo, tanto físicamente como para algunos equipos que tuvieron que renunciar a ver la meta, sirvió para que Albert Escoda y Antoni Guinovart asentaran su exigua ventaja sobre Carlos Carreira y Enrique Fernández, sus máximos rivales tanto en carrera como, en la Copa en el caso de Escoda. Al final Daniel Rosa y Jorge Cabanes alcanzaban un bien merecido tercer puesto scratch y el 1er puesto en la clase 24H como en la Copa Catalana 2017.

Detrás del cuarteto estrella, Jordi Bruguete/Francesc Torrents salvaban su estupenda quinta posición mientras que Alejandro Tejedo padre e hijo culminaban con una más que voluntariosa remontada en sexta plaza, imponiéndose finalmente a Manuel Robles y Santi Joaniquet. Desgraciadamente Juan y Manuel Martin, acompañados de Ricard Monge, no pudieron defender en esta última media hora su bien ganada posición al rendirse su máquina antes de meta. Algo parecido le ocurrió al equipo de David Fábregas, Jordi Masdeu y la simpática Yasmina Oliva que a pesar de unos medios muy restringidos y grandes problemas de arranque de motor en cada parada en boxes estaban teniendo un papel muy digno.

Bruno Guerrero y Antonio Merino preservaron un excelente octavo puesto de las acometidas de Albert Florián y Antonio Merino que en estos últimos 60 minutos habían recuperado otras dos posiciones más. De no ser por su mal comienzo no sabemos bien donde hubieran acabado.

En la clase 500, el equipo Le Bail/ S. Fuertes/G. Moner salió como una exhalación. Y en los 47 minutos que duró su primer relevo, Sergio Fuertes y su Yamaha RD nos brindó el espectáculo de colocarse hasta en el octavo puesto de la general. Luego en el primer repostaje se perdieron dos posiciones y cuatro más durante este segundo relevo. Aun así, cuando se reemprendió la vía del “pit lane” para el segundo repostaje a la hora y media de carrera el equipo se mantenía el onceavo. Pero al cabo de 6 vueltas tuvieron que reemprender el camino de boxes donde la moto estuvo más de 5 minutos parada. Lo que definitivamente les relego en la clasificación, cediendo el liderato al único y correoso adversario que les quedaba, en los hermanos Pastor que se convertirían además en los vencedores de la copa Hagon.

En la categoría Classic 1.000 hasta 1979 el equipo maxi Lamedo/Jaime Díaz y su Ducati Pantah 650 dominaron de cabo a rabo su clase. En un principio parecía que el dúo Jordi Parga/Agustí Miquel con moto similar iba a poder presentar batalla. Pero entre un inicio dubitativo y una posterior penalización por un par de adelantamientos bajo bandera amarilla, quedaron demasiado relegados. A tal punto que tampoco consiguieron acercarse a la Guzzi VSR1000 de Alfonso Alcolea y Enrique Palacios que lograron un merecido segundo puesto.

Lo cierto que intentar relatar una prueba de resistencia es realmente difícil porque se compone de tantas carreras como participantes hay y se requeriría más bien un libro. Este es en realidad el atractivo de este tipo de competiciones donde cada uno participa de una aventura singular.

Frederic Van Der Hoeven

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 26 Diciembre 2017 15:43

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif