2º Rallye Clàssic Girona: Emoción hasta el final

Valora este artículo
(1 Voto)

El día 4 de diciembre se disputaba en Cassà de la Selva la segunda edición del Rallye Clàssic Girona, en el que 50 participantes ávidos de emociones debían enfrentarse a un duro recorrido repartido en dos secciones suponiendo un total de 350 kms, de los cuales 210 correspondían a tramos de regularidad.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

El rallye empezaba con un aperitivo de 4 tramos por la mañana, los clásicos que componían el Costa Brava de antaño: Tossa-St. Grau, Romanyà, La Ganga y Santa Pellaia. En el primer tramo, un semáforo de obras perjudicó a algunos participantes dándoles la organización una penalización forfait a todos los perjudicados.

Después de este bucle, Roselló – Basart eran los primeros en la clasificación con Peugeot 205 Rallye, por delante de Tere Armadans – Anna Vives (VW Golf), pero las diferencias entre los primeros de la prueba eran mínimas con solo 5 segundos entre los 12 primeros.

Llega la dureza

En el reagrupamiento del mediodía se les dio una bolsa para la comida a todos los participantes para que tuvieran fuerzas para afrontar la traca final. La segunda etapa empezaba con dos tramos cortos, de trámite y calentamiento antes del temible tramo de 47,962 km, Les Serres – Cartellà – Taialà, donde algunos participantes perdieron sus opciones al errar en alguno de los numerosos cruces que complicaban el tramo. Uno de los favoritos, Marti- Jiménez abandonaban por problemas mecánicos en su rutilante Ford Escort Mk1. En este tramo, Roselló – Basart perdían el liderato, que pasaba a manos de los ganadores de la primera edición, García – Giralt, con su laureado Autobianchi A112 Abarth. No obstante, la diferencia entre ellos y sus perseguidores era muy escasa.

Bracons-Ferrer lucharon todo el rato pporganar pero fueron segundos

Y llegó el juez duro de la prueba, el tramo de la Mare de Deu del Mont, donde el aumento progresivo de la media impuesta provocaba que los participantes tuvieran que desperezarse para intentar cumplirlas y no perder posiciones. En este tramo, la pareja femenina Armadans – Vives perdía toda opción de conseguir un buen resultado al no poder adelantar a un coche ajeno al rallye. Al mismo tiempo, los líderes empezaban a tener problemas con la dirección del Autobianchi, viendo como su pequeña ventaja se fundía como hielo al sol.

Quedaban 2 tramos muy populares, el de Els Angels, que resultó ser de trámite, y la guinda final, un Santa Pellaia largo, donde llegaban García – Giralt como líderes, pero seguidos por Bracons – Ferrer (Peugeot 205 GTI) a dos décimas, y Bustins – Trull a sólo 4 décimas.

En este último tramo, Roselló – Basart eran de nuevo los más regulares, pero entre los que se jugaban el triunfo, Bustins- Trull eran los mejores, saltando de la tercera a la primera posición final. Segundos eran Bracons – Ferrer, seguidos por García – Giralt a los que, en el revirado tramo final, la dirección del Autobianchi no les dejaba rendir a tope perdiendo el triunfo en los últimos metros de la prueba.

Bien cerrada la noche fueron llegando los 41 equipos que consiguieron superar la dureza de la prueba y todos ellos mostraban una doble cara, de cansancio por la dura jornada y de alegría por lo conseguido.

triunfo para Bustins-Trull (R5 GT Turbo)

Ganadores de categorías:

  • Históricos: Vidal – Robledillo (Autobianchi Abarth)
  • Clásicos: Bustins- Trull (R5 GT Turbo)
  • Youngtimers: Bracons – Ferrer (Peugeot 205 GTI)
  • Blunik Regularity Experience: López – López (Peugeot 205 Rallye)

La prueba se cerró con una cena que incluía la entrega de premios en el Pabellón Polivalente de Cassà de la Selva, donde todos los participantes y colaboradores pudieron disfrutar de lo lindo con la presencia y anécdotas de Josep Autet, dos veces ganador del Rally Girona, hace décadas y copiloto de gran nivel y experiencia en los rallyes españoles habiendo copilotado a ilustres como Antonio Zanini, Jaume Pons, Pep Basas, Bilo Oliveras. etc. Durante la entrega de premios, se hizo también un pequeño reconocimiento a Robert Vidal y Jaume Callicó, unos veteranos que han realizado durante años labores para ayudar a celebrar muchas carreras en el automovilismo catalán, y que aún siguen colaborando en este Rallye Clàssic Girona.

Clasificación

1. Bustins – Trull (R5 GT Turbo)                                     51,9

2. Bracons – Ferrer (Peugeot 205 GTI)                       54,5

3. García – Giralt (Autobianchi Abarth)                   57,3

4. Simón – Ferrés (Volkswagen Golf GTI 16v)        59,8

5. Vidal – Robledillo (Autobianchi Abarth)                             60,5

6. Rosello – Basart (Peugeot 205 Rally)                    68,0

7. Cubarsi – Vilaseca (Volkswagen Golf GTI)           69,4

8. Pedragosa – Beltri (BMW 323 E21)                        72,6

9. Comas – Permanye (Citroën Visa GTI)                  80,0

10. Garrigolas – Boix (Volkswagen Golf GTI)          80,5

hasta 41 clasificados.

Cena presidida por un Ford escort MKII y por el Seat 1430 FU original y restaurado de J.Tarrés que ahora es propiedad del restaurador A.Planchart

Texto: Jordi Parro

Fotos: Pere Xifre

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif