Domingo, 08 Abril 2018 11:11

Rétromobile Paris: El Salón de los sueños

Valora este artículo
(4 votos)

· Cada año, entrando febrero, nos llegan destellos de la extravagante feria parisina que se celebra en Versalles, cargada de lujos y subastas, donde se citan inversores de renombre de todo el mundo, dejando algún hueco para venta de piezas y merchandising a los aficionados más “normales”, que pueden perderse por el pabellón estudiando modelos icónicos o únicos, o comprar una pintura automovilística para su oficina.

clasico-todo-riesgo.gif

Las estrellas de la fiesta no fueron las esperadas.

La subasta estuvo marcada por la ausencia final del prometido Ferrari 275P. El segundo con mayor estimación (entre 7 y 9 millones de euros) era otro Ferrari, 250 GT Cabriolet Serie 1 Pininfarina, que sí que se presentó, pero terminó sin pujadores.

Por lo que el podio de venta según precio final quedó formado por un Bugatti Type 57 Atalante de 1938, vendido por 2’9 millones de euros, seguido por un Ferrari FXX en 2’6 millones, y un Maserati A6 GCS 53 Spyder vendido por € 2’4 millones de euros, que tampoco es que esté nada mal…

Por otro lado, Jaguar eligió el evento para revelar su tipo D "nuevo y original", de los cuales 25 se construirán en la misma línea que sus E-type. También se vio por primera vez el 911 ST ganador de Le Mans, que fue completamente restaurado después de ser encontrado en estado ruinoso en un depósito de chatarra estadounidense, quedando ahora en estado espectacular.

También hubo, como es habitual en la feria parisina, un gran número de piezas escasas a la venta, como un DeTomaso Vallelunga, un Neighbor Aircraft C11, Horch 853 Sport Cabriolet de 1937, Lamborghini Islero, Delahaye 135 Cabriolet Coupe y varios Bugatti.

Por primera vez, los organizadores dedicaron un salón completo a clásicos asequibles en venta. Desde un Goliath 1988 Bentley Turbo R y un opulento 1982 Maserati Quattroporte hasta un inmaculado Porsche 914 y un 1973 Lancia Fulvia Zagato, no tenemos dudas de que hacen temblar los ahorros de cualquiera, pero la idea era que rondaran los 25.000 euros.

Hubo cierta sensación de que los modelos más codiciados empiezan a pasar a manos de personas que realmente tienen la idea de usar sus vehículos en eventos o en la carretera, en detrimento de especuladores e inversores externos al gremio, por lo que queda la esperanza de ver poder ver “en libertad” a partir de ahora a estas estrellas que en París han cambiado de manos.

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Abril 2018 08:45

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif