Lunes, 09 Diciembre 2019 11:34

Los scooters del Club Azanuy-Alins superan el Desafío 2215m, Azanuy - Col du Portet

Valora este artículo
(2 votos)

Hasta diez scooteristas ascendieron en sus Vespas y Lambrettas el Col du Portet, el reto emulaba una mítica etapa del Tour de Francia y los participantes durmiendo en tiendas de campaña a 2215 metros con temperaturas de hasta menos nueve grados.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

La ruta fue de 360 kms con 11.000m de desnivel acumulado. Todo comenzó el pasado mes de junio, tras la celebración del tercer encuentro scooterista de la Comarca de la Litera, con base en Azanuy. Tras el gran ambiente que se vivió, diversos miembros de Scooter Club Azanuy-Alins decidieron que no querían esperar al año próximo para compartir con sus compañeros la pasión de rodar con los scooters y propusieron un reto a celebrar en septiembre.

Se planteó un ambicioso plan que suponía en aproximadamente 30h, salir de Azanuy, dormir en tienda de campaña a 2215m en el Col du Portet en Francia y volver a casa. En principio iban a ser 4 motos, pero al ir comentando el plan, se fue sumando gente hasta llegar a diez Lambrettas y Vespas. Los participantes, miembros del club, vinieron de Azanuy, Binaced, Monzón, Zaragoza y Alcañiz.

Primera jornada, Azanuy – Col du Portet

La fecha elegida fue el fin de semana del 7 y 8 de septiembre y la hora de salida, las 8 de la mañana desde la báscula de Azanuy. Desde allí, ocho de los diez moteros tomaron la salida para encontrarse con los otros dos integrantes ya en ruta.

Por delante 360km y 11.000m de desnivel para unas máquinas, que muchas de ellas contaban con más de 50 años de historia, pero con una robusta mecánica.

Tras superar Puerto de Laguarres, se afrontaba el Puerto de Bonansa, donde surgió la única pequeña avería, que fue cambiar una sirga del cambio de una Vespa P200E. Pero no hay mal que por bien no venga, ya que se aprovechó la parada para almorzar y coger fuerzas para el resto de ruta.

Ya en los Pirineos circularon por la N230 dirección Vielha, para cruzar la frontera al país vecino. La parte más dura del reto fue emular a los grandes ciclistas haciendo el recorrido de una etapa del Tour Francia 2018 que tuvo su salida en Bagnères-de-Luchon, pasando por diversos puertos, Saint Lary y llegada en el mítico Col du Portet, cuya subida tiene 16km y más de 1000m de desnivel.

Una vez coronado el puerto, se hicieron las fotos de rigor y a montar las tiendas de campaña. Parte del reto suponía dormir a esta altitud y efectivamente lo fue, ya que a 2215m se alcanzaron temperaturas de hasta menos 9 grados.

Segunda jornada, el regreso

Tras madrugar y recoger pronto el campamento, los moteros bajaron parte del puerto hasta la explanada de Espiaube con las motos paradas para disfrutar del sonido de animales y del amanecer, con el único ruido de los neumáticos sobre el dañado asfalto de la carretera de montaña. El recorrido de vuelta fue dirección Bielsa y Ainsa, para llegar a Azanuy al mediodía.

Lo más destacable del fin de semana, fue el compañerismo, el buen ambiente y la satisfacción por haber superado el ambicioso reto.

Por supuesto, ya se está pensando en la siguiente ruta y hasta entonces, a cuidar y mimar los queridos scooters, que tantas satisfacciones ofrecen

Jorge Radigales

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Lunes, 09 Diciembre 2019 16:36

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif