Jueves, 25 Octubre 2018 14:12

Victoria de Txema Foronda y Pilar Rodas en el XV Rally de Clásicos de Azpeitia

Valora este artículo
(3 votos)

Se cumplen los pronósticos y Txema Foronda y Pilar Rodas ganan el XV Rally de Clásicos de Azpeitia pilotando su BMW 325ix.

clasico-todo-riesgo.gif

Antes de comenzar el rally, la Escudería Lagun Artea -encabezada por Joxean Araneta- se apuntaba el primer tanto al lograr completar una lista de inscritos de 83 participantes, de los cuales 6 no tomarían la salida. Como viene siendo tradicional, la entrega de documentación, las verificaciones administrativas y el parque cerrado de salida y llegada tenían su ubicación en la Plaza de los Juzgados de la localidad de Azpaitia.

Con la puntualidad que requiere un rally de regularidad, y con un tiempo climatológico excelente, a las 11 h tomaba la salida el coche con el dorsal nº1 que no era otro que el del equipo que a la postre resultaría vencedor: Txema Foronda y Pilar Rodas (BMW 325 ix). Los participantes se disponían a cubrir los 230,14 kms de los que constaba la prueba, de los cuales 171,35 kms eran de tramos de regularidad.

La primera sección del rally llevaría a los participantes desde la salida en Azpeitia a Gabiria, y más concretamente al Restaurante Korta, donde estaba prevista la neutralización para reponer fuerzas. Antes, cuatro tramos de regularidad estarían salpicados en el recorrido. Azkarate (9,86 kms), Karabieta (19,31), Udana (15,87), y Babarri (32,91). Concursando bajo los colores de Bidasoa Clásicos, Joseba Rodríguez – Imanol Cengotita lograban ser los mejores en el primer tramo al volante de un VW Golf GTI MK2, por delante de los locales José Labaka – Germán González (Citroën Visa GTI) y terceros Gorka Bollar – Unai Prol (Opel Manta).

La familia Del Cid siempre presente honrando la memoria de Maykel Del Cid. Jorge del Cid con su hijo Gorka y su Peugeot 504 ti, y la esposa de Jorge, Nerea Odriozola con el otro hijo, gemelo de Gorka, Ion en un BMW 323i.

El Tramo 2, el de Karabieta, se lo adjudicaría la pareja Diego González – Mónica Lerchundi (Ford Fiesta 1.4 S), mientras que en los otros dos que quedaban en la primera sección Udana y Babarri, este último el más largo del rally con 32,91 kms, la mejor puntuación la establecerían Foronda – Rodas.

Mientras los participantes comían en el Restaurante Korta, salía la clasificación general de la primera sección que en sus tres primeras posiciones estaba de la siguiente manera: 1º Txema Foronda – Pilar Rodas (26.5), 2º Igor Beristain – Egoitz Lizarralde (26.7), 3º Diego González – Mónica Lerchundi (29.2).

Tras una hora y cuarenta y cinco minutos de neutralización, los supervivientes en la prueba se disponían a abordar la segunda sección del rally, compuesta de cinco tramos de regularidad, si bien tras los dos primeros bloques de dos, se establecían sendas neutralizaciones. La primera de ellas en Aia, de 45´ tras disputarse los tramos de Matxinbenta y Lagun Artea, y la segunda en Zestoa de 30’ después de los TR de Andatza y Gárate, dejando para después de la parada el noveno y último tramo, el de Aizarna.

La etapa de la tarde comenzaba como había terminado la de la mañana, con la victoria en el tramo de Matxinbenta de Foronda – Rodas, que igualmente se harían con el mejor registro en el 7º, Andatza. El resto de los tramos de la tarde se lo repartirían entre Diego González – Mónica Lertxundi el de Lagun Artea, José Luis Madrazo – Pablo Albo (VW Golf GTI) el de Gárate y Eduardo Ansótegui – Guillermo Ansótegui (Alfa Romeo Giulia Super 1.6) el de Aizarna.

Después de seis horas de competición, los coches retornaban a la Plaza de los Juzgados de Azpeitia donde estaba establecido en parque cerrado de llegada. Tras el tiempo establecido de estancia en parque cerrado, el Restaurante Pastorkua de Azpeitia esperaba a los participantes, miembros de organización e invitados para la cena oficial y entrega de premios.

He querido dejar para el final, como viene siendo norma desde su fallecimiento, que el Rally de Clásicos de Azpeitia homenaje a “Maykel” una persona conocidísima y ligada al automovilismo desde siempre, y que tanto colaboró en la organización de pruebas en nuestra región. Además, la Escudería Maykel del Cid sería la ganadora del trofeo reservado a las escuderías, galardón que recogerían el hijo de Maykel, Jorge del Cid, su esposa Nerea Odriozola y los gemelos de ambos Ion y Gorka.

Bonito detalle de la Escudería Lagun Artea al seguir manteniendo viva la llama de Maykel. 

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Viernes, 26 Octubre 2018 08:44

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif