Viernes, 26 Octubre 2018 17:00

Fernando Hernández y Santiago del Blanco dieron la sorpresa en una edición de auténtico récord de Montaña Palentina

Valora este artículo
(2 votos)

Fruto del incansable trabajo por parte de todos los integrantes de la Escudería MPR y del auge que el mundo de la regularidad para vehículos clásicos ha experimentado en los últimos años, el Rallye Montaña Palentina vivió el pasado sábado 4 de agosto un décimo aniversario para el recuerdo. Con la friolera de 98 participantes en línea de salida, asistimos a un récord de inscripción nunca registrado hasta la fecha.

clasico-todo-riesgo.gif

El Rallye Montaña Palentina fue la quinta cita puntuable para la Copa de las Escuderías de Clásicos de Cantabria, y paso a paso se ha convertido en todo un referente por su alta participación.

El calor, protagonista

Las altas temperaturas fueron compañeras de viaje a través de las preciosas carreteras palentinas, y también motivo por el cual los aparatos de medición de varios de los participantes se derritieron literalmente. Con ello nos podemos hacer una idea de la sofocante jornada con la que tuvieron que lidiar todas las personas involucradas en la prueba.

Lleno total en Cervera de Pisuerga

La procedencia del casi centenar de inscritos fue de lo más variada, propiciando un lleno total en los hoteles de Cervera y un ambiente sin igual en la localidad. En concreto se dieron cita 25 equipos de Palencia, 19 de Cantabria, 15 del País Vasco, 10 de Madrid, 10 de León, 5 de Valladolid, así como duplas venidas desde Segovia, Toledo, Soria, Zaragoza, Logroño, Salamanca, Burgos o Asturias. Todo un orgullo para una localidad como Cervera de Pisuerga que ve multiplicado su impacto a nivel de promoción turística en estas fechas.

En cuanto a la configuración de la prueba, hemos de comenzar por el minuto de silencio y la entrega de un recuerdo a la familia de José Ramón, componente de la organización fallecido recientemente. Una Plaza Mayor a rebosar se fundió en un emotivo aplauso en su recuerdo, justo antes de que el primer vehículo tomase la salida a mediodía ante la atenta mirada de cientos de aficionados, vecinos y curiosos. Durante su trayecto, realizaron la parada en el habitual reagrupamiento de San Salvador- Venta Morena alrededor de las 16:30 h. En este punto se ofreció a los participantes la tradicional parrillada, para afrontar posteriormente la segunda sección de la prueba de vuelta a Cervera.

A nivel deportivo, el rallye hizo las delicias de los conductores por sus distintos grados de dificultad y por las hermosas rutas y vistas. Además, la Escudería MPR apostó por distintas modalidades dentro de la regularidad a carretera abierta para dar emoción a la sencilla navegación propia de este evento. Para ello combinó tramos a recorrer con cronometraje, con medias impuestas, mixtos de hitos y tablas, de tiempos impuestos, etc. En este contexto, y tras los 119 controles secretos computados vía GPS, la pareja formada por el leonés Fernando Hernández y el copiloto de Guardo Santiago del Blanco lograba su primera victoria absoluta a bordo del Seat 124 de 1977. Con 57 puntos en su casillero y haciendo gala de una gran regularidad en todos los tramos, especialmente en los tramos a calcar y en el de hitos, se subían a lo más alto del podio.

Emoción en la lucha por el podio

Julio Enrique Martín y Blanca Pastor, asiduos a este rallye y venidos desde Madrid, aupaban su Ford Capri a la segunda plaza con 63 puntos, por lo que la incertidumbre en la pugna por los primeros puestos se mantuvo hasta el final. Por su parte, los actuales líderes de la Copa de Escuderías, Javier Trueba y Antonio Portilla se conformaban con el bronce merced a sus 69 puntos a bordo del remozado Peugeot 309 GR. Aunque llegaron a liderar en la primera parte de la jornada, pugnando también con Eloy Dehesa y su imponente Porsche 911 SC, cedían terreno más adelante. Mención especial merecen también José Miguel Quintana y José Luis Jiménez, pues a bordo del pequeño Autobianchi A112 Abarth se colocaban primeros desde el tercer hasta el noveno tramo, perdiendo sin embargo todas sus opciones en este último.

Vencedores por categorías

El público estaba totalmente entregado al paso de los participantes y los debutantes en este rallye quedaban sorprendidos por el entusiasmo de los aficionados, algo poco habitual en el resto de pruebas del campeonato. Esta motivación extra también dio alas a los vencedores de la Categoría Open, que no fueron otros que Sergio Crespo y Jorge García con el Ford Escort XR3i. El cuadro de honor en este apartado lo completaban Juan Lezcano y Carlos Martínez con Seat 124 (primer equipo íntegramente palentino) y Pablo Pastor junto a Sergio Gutiérrez empleando un Renault 5.

Por último, José María Reviejo y Miguel Muñoz se impusieron con autoridad en Libre, una categoría que no bloquea de cara a la clasificación general del rallye, en la que virtualmente se hubiesen situado terceros absolutos con el Audi Coupe. En cuanto a las escuderías, holgado triunfo para los chicos de Madrid Classic Team, pues metían tres equipos entre los quince primeros clasificados.

Pedro Cañizo

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Domingo, 28 Octubre 2018 09:44

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif