17 Nocturna Clàssic Ral·li

Valora este artículo
(2 votos)

La Nocturna del Clàssic brilla entre la lluvia y convence con su novedoso recorrido.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif

La propuesta de nuevo recorrido era uno de los grandes alicientes de la edición número 17 de la Nocturna Clàssic Ral·li. El centenar de equipos inscritos descubrió la sorpresa la tarde antes y se puede afirmar que se cumplió el objetivo de la organización. La emoción de circular por nuevos recorridos no tiene comparación. Organizada por la sección deportiva del Clàssic Motor Club del Bages, la base del rally volvió a ser la localidad barcelonesa de Roda de Ter. Desde allí partieron los 93 equipos de coches y 5 equipos de motos para recorrer más de 350 kms repartidos por las comarcas de Osona, Alt Urgell y Berguedà.

El otro elemento novedoso, no deseado por la organización, fue el meteorológico. La lluvia fue un aspecto destacado en determinados tramos. Es obvio que no es lo mismo circular con el piso mojado. Pero como se trata de una “afectación” general, simplemente fue un elemento más del juego para todos, ni mejor ni peor.

Tramos inéditos

Como novedad, este año la organización optó por diseñar un recorrido más lineal que en otras ocasiones para poder ofrecer a los participantes tramos inéditos. Así pues, poco antes del mediodía tomaron la salida desde la plaza del consistorio de Roda de Ter, en la comarca de Osona, los equipos de motos encabezados por la pareja formada por Jordi Martí y Xavier Tibau (Honda Africa Twin) con el dorsal 201, mientras que el dorsal 1 en coches lo lució el equipo formado por Josep Morlans y Oscar Quiles (Renault 5 turbo).

Cabe mencionar que la Nocturna es la primera prueba de la Copa Catalana de Regularidad para Vehículos Clásicos, que en 2018 constará de cinco citas. El rally se dividió en cuatro secciones, con el tramo de Santa Eulàlia como primera piedra de toque en la matinal. A continuación, le siguieron los tramos de La Guardia y Graugés, para llevar a los participantes hasta localidad de Avià, donde se realizó un corto reagrupamiento antes de disputar el revirado y exigente tramo cronometrado de la segunda sección, La Mina. En Sant Llorenç Morunys se realizó el segundo reagrupamiento de la jornada ideado para dar tiempo suficiente para repostar y reponer fuerzas y así poder afrontar las dos secciones pendientes. Y es que la regularidad tampoco permite muchos momentos de relax, cada segundo cuenta y hasta las paradas hay que saber gestionarlas bien. En cuanto a los resultados, después de cuatro especiales ya se disponía de datos y Josep Morlans y Oscar Quiles (Renault 5 turbo) comandaban la carrera. Eso sí, los diez primeros clasificados tan solo estaban separados por dos segundos. Magnífico.

Artículos relacionados

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner_2021_Mi_Clasico_Zalba_Caldu_Correduria_Seguros_Zaragoza_v2.gif