Martes, 25 Junio 2019 10:15

Nueva Cabalgada de Mustangs

Valora este artículo
(3 votos)

Los pasados 3,4 y 5 de mayo se ha celebrado la decimosegunda edición de la Cabalgada de Mustangs a cargo del Mustang Club de España. 

clasico-todo-riesgo.gif

 

Ni la lluvia que tuvo protagonismo durante toda la mañana del viernes, mientras los asistentes se desplazaban hacia el hotel-base en Miranda de Ebro (Burgos) afectó la asistencia prevista, llegando casi la totalidad de los coches antes de la comida.

Fueron finalmente 30 los vehículos de socios del club que acudieron a la cita, a pesar de una baja de última hora, con representantes de todas las generaciones del modelo hasta la fecha, menos de la tercera.

Entre los asistentes, dominio claro de las dos últimas generaciones con los clásicos de primera y segunda generación representados por catorce unidades, casi la mitad de los coches, con amplia representación del 65 y 66 en sus tres carrocerías con dos hardtop, dos convertibles, siendo el fastback la más numerosa con cuatro unidades. Un 67 fastback, sendos Shelby “tribute car” GT 350 del 66 y GT 500 del 67, un 69 Mach 1 fastback, un Mach 1 del 71 y un Mustang II en su carrocería hatchback, completaban los clásicos. La cuarta generación estaba representaba por un precioso convertible y el resto repartido entre Mustang y Shelby de quinta y sexta generaciones con un precioso Super Snake y tres Bullit 2019 de por medio, completando el total hasta llegar a la treintena.

En esta ocasión, disfrutamos de la compañía de Victor Piccione, Gerente de Comunicación de Producto y Competición de Ford España, entidad que desde siempre ha apoyado incondicionalmente la celebración de este evento, haciendo toda la reunión a lomos de un Bullit 2019, modelo del que, como ya se ha citado, hubo tres unidades en esta Cabalgada, todo un auténtico lujo.

También nos acompañaron Ignacio de Haro y Aarón Pérez de Periodismo del Motor que tuvieron ocasión de vivir la Cabalgada desde dentro a bordo de otro de los Mustang Bullit.

En torno a las cuatro y media de la tarde se inició la ida hasta Puras de Villafranca (Burgos), pequeño pueblo con minas de manganeso situado por encima de Belorado, donde se llegó tras menos de una hora de viaje por unos parajes preciosos en la segunda mitad del recorrido.

Allí esperaba Sergio, guía experto y gran conocedor de la zona que recibió al grupo, mostrando tres de las minas, realizando experimentos muy didácticos que encantaron a todo el mundo, narrando como se utilizó el manganeso de ellas para reforzar todo el acero del malogrado Titanic y describió con solvencia, las peripecias y sufrimiento de la gente que trabajó durante más de 80 años allí, lo que hizo que las más de dos horas de visita guiada pasaran volando y que todo el mundo quedara encantado y a la vez gratamente sorprendido.

El sábado día 4, se iniciaba con una mañana despejada y un cielo casi de foto cuando la caravana de Mustangs coronando el pequeño puerto de montaña de La Ventilla, descubría una paisaje impresionante con la Sierra de la Demanda al fondo de un enorme valle, aún con nieve en varios de su picos, entre ellos el espectacular San Lorenzo (2.600 m) sobre la localidad de Ezcaray, con un campo a ambos lados de la carretera con un montón de tonos de verde que invitaban a viajar y a disfrutar no perdiendo detalle. Así se fue acercando todo el grupo a Santo Domingo de la Calzada, donde los coches quedaron estacionados en la Plaza del Ayuntamiento por cortesía de éste, en un entorno increíble.

Una documentada visita guiada a la catedral, después de pasar por el museo de relojes, subir a la torre de la propia catedral y de echar un vistazo al albergue de peregrinos, puso la nota cultural de esta mañana. Una comida típica de la zona supuso también el final de la estancia en esa localidad, desde donde la comitiva se dirigió hacia tierras burgalesas, a Bardauri, barrio de Miranda de Ebro, deshaciendo parte del camino andado por la mañana y desde donde a partir de las seis de la tarde se inició el desarrollo de la ya tradicional Prueba de Regularidad sin instrumentos, saliendo los coches de minuto en minuto para realizar dos sectores de 31 y 34 kms.

La disputa de la prueba por tierras riojanas y burgalesas, disfrutando a la vez de unos paisajes de gran belleza, acabó en una vistosa puesta de sol sobre Bardauri donde la Asociación de vecinos, acogió con un enorme cariño a todos los participantes y puso fin a las actividades del día en el que se contabilizaron 158 kms de recorrido.

El remate de esa intensa jornada, fue la cena de gala a cuyo final se agradeció a todo el mundo su presencia, se hizo recuerdo de los que no pudieron estar, se expresaron los agradecimientos a patrocinadores y colaboradores, se llevó a cabo la siempre esperada entrega de trofeos de la prueba de regularidad y se procedió al sorteo de regalos por cortesía de Ford España.

Amaneció el domingo día 5, con un ambiente muy relajado y mucha expectación por la última visita del programa. Cuatro vehículos tuvieron que iniciar el regreso a casa a primera hora, mientras el resto a las diez de la mañana, entraba en las instalaciones de la fábrica de trenes Talgo en Rivabellosa (Alava).

Antes de nada, en el aparcamiento de la factoría y frente a las naves principales se realizó la foto de grupo que da fe de nuestra estancia.

Con posterioridad y tras la recepción, se hizo entrega a Patentes Talgo, del trofeo de Socio de Honor que fue recogido por Jose Ramón López, Director de Producción de la fábrica, que nos acompañó durante toda la visita.

De la mano de Javier Moreno, Jefe de Calidad y tras una breve presentación de la historia de Talgo y de su andadura desde sus comienzos hasta la actualidad, se inició una extensa y pormenorizada visita a todas las áreas de producción, haciendo un pequeño alto para visitar una unidad del Talgo II, primero de este tipo que circuló por España y que sorprendió enormemente a la totalidad del grupo. En todo momento el grupo estuvo arropado igualmente por Enrique Pangusión, empleado de Talgo y uno de los socios fundadores del Mustang Club de España. Se continuó posteriormente la visita hasta su finalización junto a la última composición de los trenes de La Meca que estaba lista para ser enviada a su destino.

Tras esta visita se realizó a primeras horas de la tarde, una comida antes de regresar a cada punto de partida, tras la cual se hizo entrega, por acuerdo unánime de los socios y la directiva del club, del trofeo de Socio de Honor a Juan Carlos Sanchez, asesor infatigable de nuestros clásicos durante los últimos veinte años y posteriormente se entregaron unas fotografías personalizadas, realizadas por Talgo durante la visita realizada, que recogen y datan, tres momentos concretos de la misma.

La despedida tras la comida, puso fin a tres días de convivencia, amistad y entretenimiento de un grupo de amigos y apasionados del Mustang, con un recorrido final de unos 300 km por tierras de Burgos, La Rioja y Álava.

Mustang Club de España

Artículos relacionados

Modificado por última vez en Martes, 25 Junio 2019 16:56

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

clasico-todo-riesgo.gif