Citroen España: más de 6 décadas de mitos "made in Spain"

Valora este artículo
(3 votos)

Desde la versión furgoneta del Citroën 2CV al Citroën ë-C4, la marca ha confiado en el buen hacer de las plantas de Zaragoza, Vigo y Madrid para fabricar vehículos muy diversos

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

Presente en nuestro país desde 1924, con la creación de la Sociedad Española de Automóviles Citroën (SEAC), Citroën es una marca profundamente arraigada en España. Desde que empezó a producir sus vehículos en nuestro país, en 1958, nada menos que 36 modelos diferentes han llevado, llevan o llevarán con orgullo la etiqueta “Made in Spain”. Muchos de ellos han entrado a formar parte de la memoria colectiva.

Hicieron historia desde España

Vehículos comerciales

Los primeros Citroën que se fabricaron en España fueron vehículos comerciales derivados del 2 CV. Desde hace más de seis décadas, no han dejado de producirse en nuestro país, en el que han llegado a integrarse perfectamente en el paisaje. ¿Quién no recuerda esas furgonetas grises de Correos o Telefónica? ¿O los Berlingos que recorren nuestras calles y carreteras? ¿O la Citroën C-15 que, además de tener una longevidad comercial envidiable, fue el primer vehículo de la marca que tuvo una planta española, la de Vigo, como centro piloto?

El pionero: Citroën AZU – 1958-1970

El Citroën AZU tiene el honor de ser el primer Citroën fabricado en España, concretamente en la planta de Vigo. Era una furgoneta basada en el 2CV que aprovechaba la resistencia y la versatilidad de este modelo en su función de vehículo comercial.

El primer furgón moderno: Citroën H – 1962-1965

Lanzado en 1948, fue el furgón más avanzado de su época. Trasladaba todos los avances tecnológicos del Citroën Traction, como la tracción delantera, al mundo de los vehículos comerciales. Actualmente, vive una segunda juventud gracias a sus versiones adaptadas como “Food-Truck”.

El 2CV furgoneta se pone al día: Citroën AK – 1967-1978

Versión evolucionada del AZU, con motores más potentes y algunos cambios estéticos.

La versión comercial del Dyane 6: Citroën AYU – 1977-1987

También conocido como Acadiane o Dyane 6/400, fue el derivado comercial del Dyane 6 y la última generación de un concepto que empezó a fabricarse en Vigo con el AZU, en 1958.

El vehículo que revolucionó Vigo: Citroën C15 – 1984-2005

La furgoneta Citroën C15 llegó a Vigo cargada de éxito e innovación. Este vehículo, derivado comercial del Citroën Visa, fue el primero en el que la fábrica asumió el rol de Centro Piloto, lo que suponía estar muy presente tanto en su diseño como en su desarrollo. Ese trabajo dio sus frutos: fue el primer modelo en la historia de la planta en superar la barrera del millón de unidades producidas.

Reyes de la ciudad

Desde el lanzamiento del Tipo A en 1919, Citroën siempre ha fabricado y comercializado vehículos que se adaptan perfectamente a las exigencias del tráfico en las grandes urbes. Maniobrabilidad, agilidad, bajo consumo y dimensiones compactas no están reñidas con innovación tecnológica o con una estética muy personal, como demuestran modelos que han hecho historia en el asfalto: el Citroën 2CV, el LNA, el C3 o el C3 Pluriel.

Un icono del siglo XX: Citroën 2 CV – 1959-1984

Un vehículo para motorizar a las poblaciones rurales francesas que desembarcó con éxito en la ciudad, convirtiéndose en un símbolo de la revolución cultural de los años 60, un automóvil con la fiabilidad suficiente para dar la vuelta al mundo y protagonizar hazañas deportivas, como los raids París-Kabul o París-Persépolis-París: todo eso y mucho más cabe en el Citroën 2CV.

Para gente encantadora: Citroën Dyane 6 – 1968-1983

Desarrollado originalmente por Panhard, nació como un sucesor con vocación urbana del Citroën 2CV, con el que compartía motores y líneas de montaje. Como innovación destacada, su portón trasero se ha convertido en un “must” en todo tipo de turismos

Urbano con instintos deportivos: Citroën Visa – 1981-1988

El Citroën Visa lleva los vehículos urbanos Citroën a los años 80 con novedades técnicas y estéticas, como la calandra integrada en el paragolpes delantero, retomada después por otros muchos fabricantes. Fue un modelo famoso por su faceta deportiva, con el Visa GTi como portaestandarte.

El primer Citroën madrileño: Citroën LNA – 1983-85

Este modelo de vocación urbana fue el primer Citroën que se fabricó en las instalaciones del Centro de Madrid de Groupe PSA. Una experiencia que sería aprovechada posteriormente por modelos como el Citroën C3 o el Citroën C3 Pluriel.

Simplemente, genial: Citroën AX 1986-1997

El Citroën AX, lanzado en 1986, fue un precursor en materia de eficiencia y vocación ecológica. Conjugaba estética rompedora, aerodinámica, motores innovadores y bajo peso para reducir al máximo el consumo. En el interior, sigue siendo una referencia por el máximo aprovechamiento del espacio.

Revolución tras revolución

El segmento C se sitúa en el centro del mercado del automóvil en Europa. Es una categoría dominada tradicionalmente por las berlinas de gama media, un tipo de vehículo en el que Citroën no ha dejado de innovar y de apostar por una estética y unas prestaciones únicas. Una vocación rupturista que se puede ver tanto en el Citroën GS de hace medio siglo como en el Citroën ë-C4 que empezará a surcar las carreteras dentro de algunos meses.

Suspensión hidroneumática “Made in Spain”: Citroën GS - 1971-1986

El GS popularizó los avances tecnológicos presentes en los Citroën de gama alta. Fue el introductor de la suspensión hidroneumática en España, considerada como un equipamiento de lujo gracias al “Tiburón”. Confort y comportamiento en carretera fueron sus puntos fuertes

Berlina de lujo: Citroën CX - 1976-1980

Citroën apuesta a fondo por la aerodinámica para la gran berlina destinada a suceder al “Tiburón”. De hecho, el nombre CX viene de su coeficiente aerodinámico de 0,35, una cifra propia de vehículos deportivos. En el interior, se apuesta por una estética innovadora.

Icono ochentero: Citroën BX 1983-1992

El Citroën BX destacó por su confort y excelente comportamiento en carretera. Contó con versiones de altas prestaciones, como el BX GTi 16 V, que podía alcanzar los 220 Km/h. En España, queda en el imaginario colectivo como el coche de policía por excelencia de los años 80 y 90. Fue uno de los primeros modelos en mostrar el color azul que identifica al Cuerpo Nacional de Policía, creado en 1986.

Nacido campeón: Citroën ZX 1991-1997

“Nacido Campeón” tras su victoria en el Dakar de 1991, el Citroën ZX afianzó la vocación generalista de Citroën cubriendo el gran hueco que existía tradicionalmente entre los utilitarios de la Marca y sus berlinas de gama alta. Su éxito cimentó una larga trayectoria de superventas, como el Citroën Xsara y las diversas generaciones y configuraciones del Citroën C4.

Espacio, comodidad e innovación para grandes y pequeños

El aprovechamiento máximo del espacio, el confort y el comportamiento en carretera son tres características que definen a un vehículo familiar de éxito. Citroën no ha dudado en investigar en campos como la arquitectura y el diseño interior para optimizar las prestaciones de estos automóviles, llegando a definir nuevas siluetas como el monovolumen, que dio sus primeros pasos con el concept-car Xanae, presentado en 1994. Desde entonces, la saga Picasso, con nombre de pintor español y fabricada en Vigo se impuso con éxito en los mercados de todo el mundo. Un testigo que han recogido los actuales Citroën C4 SpaceTourer y Grand C4 SpaceTourer.

La primera carrocería familiar: Citroën Dynam C8 – 1967-1977

Este vehículo es la “versión española” del Citroën Ami, que no pudo comercializarse con su nombre original en nuestro país por tenerlo registrado una marca de galletas. Vigo fabricó la versión “break” del modelo francés, que destacaba por su fiabilidad y bajo consumo.

Confort e innovación en todos los terrenos

El fenómeno SUV no nació ayer. La necesidad de disponer de un vehículo polivalente, capaz de adaptarse a calles, carreteras, caminos de tierra y zonas agrestes ha sido una constante a la que Citroën ha dado respuesta de un modo único y creativo. Un savoir-faire que ha llegado a su máxima expresión con la actual gama SUV de la marca, formada por el Citroën C3 Aircross, producido en la Planta de Zaragoza, y el Citroën C5 Aircross.

Dos motores para un 4x4: Citroën 2 CV Sahara – 1964

Citroën llevó al máximo las cualidades “offroad” del 2CV con su versión Sahara. Si el modelo original había sido diseñado para circular por un patatal con una cesta de huevos en el asiento trasero sin romper ninguno, este vehículo garantizaba prestaciones en todos los terrenos gracias a su tracción total. Contaba con dos motores, situados bajo el capó y en el hueco del maletero. Las unidades producidas en Vigo se entregaron a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Pensado para el ocio: Citroën Mehari – 1969-1980

13/18 Presentado en mayo del 68, puede considerarse un precursor de los SUV y de los Ludospaces. Su carrocería de plástico ABS y sus prestaciones en todos los terrenos le convirtieron en el vehículo playero por excelencia.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

Últimos comentarios