Pegaso I, el Mofletes (1948-1959)

Valora este artículo
(2 votos)

El “Mofletes”, llamado así popularmente por el aspecto de su delantera, sería el primer modelo presentado por Pegaso en 1946.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif

Hispano Suiza sería la antigua marca de Barcelona, primera de la automoción en España desde 1889, a la que nos estamos refiriendo en estas páginas oportunamente. Andando el tiempo, le concede la entrada en el mundo de la automoción a una marca que se ganó su sitio con la propia fuerza de su prestigio, Pegaso, de la que hay tanto que hablar…

El “Mofletes”, llamado así popularmente por el aspecto de su delantera, sería el primer modelo presentado por Pegaso en 1946, inscrito como Pegaso I, en lamodalidad de camión de carga, como se le denominaba antes, y que, como se ha citado, pronto sería más conocido como “Mofletes”. Era una versión del otrora Hispano Suiza 66G, tratándose del primer producto de la recién creada, por entonces, claro, Enasa, acrónimo que corresponde a la Empresa Nacional de Autocamiones, S.A., creada por el INI, Instituto Nacional de Industria, en aquel legendario año de 1946. Las instalaciones primitivas de Enasa las heredó esta nueva compañía de Hispano Suiza, lo mismo que los trabajadores.

Un hombre valioso y universal como Wifredo Ricart, eligió la denominación de Pegaso, nombre del caballo alado, de la mitología griega, símbolo de ligereza y velocidad. Al Pegaso I, de gasolina, le “pisó los talones” el Pegaso II, denominación de la versión diésel, que sería lanzada al año siguiente. Con la particularidad estética de que este nuevo modelo, el Pegaso II, hay que apuntar que llevaba una calandra con más lamas que el I. Nace entonces, desde los orígenes de Enasa, la gama de Pegaso denominada “Z”, constituyendo los primeros modelos comercializados entre 1948 y 1960. Sería “compañero de viaje”, y nunca mejor dicho, del autobús Z 401, ya referenciado en esta publicación anteriormente, al tratarse de dos vehículos de la misma edad, muy representativos, que este articulista quiere encarnar en la empresa pequeña y familiar “Díaz-Quirós, S. L.”, muy emblemática durante muchos años, que contaría en su plantilla precisamente con una amplia y completa gama de todos los modelos más carismáticos de la marca Pegaso. Se da la circunstancia de que esta empresa, con sede social en Gerena (Sevilla), y servicio a la propia Gerena, Aznalcóllar, Guillena y Camas, poblaciones todas de la provincia de Sevilla, se dedicaba al servicio regular de transportes de viajeros y mercancías, por lo que, entre sus camiones de carga, dispuso de un “Mofletes” (SE-22121), dos Z 401 (SE-21653 y SE-22123), un Z 404 (SE-26812), un Z 408 (SE-47510)…, no conociendo este autor ninguna compañía con ese abanico de modelos de la marca.

El Pegaso “Mofletes”, que formaría parte de la indicada serie “Z” a través del Z 203, hasta 1954 las puertas se abrían de delante hacia atrás. La cabina era acristalada, lo que facilitaba la visibilidad en las maniobras. Su historia está muy ligada, como se ha citado ya, al ingeniero barcelonés Wifredo Ricart, reclamado desde Italia para desarrollar en España el nuevo proyecto de la flamante Enasa. Los dos ejes posteriores de la versión articulada contaban con ruedas gemelas para una mayor estabilidad y capacidad de maniobra, en la época de la era del volante a la derecha, que, aunque los fabricantes dieran sus razones, un tanto peregrinas a juicio de este autor, los conductores se quejaban por lo arriesgado que era un adelantamiento, tema, por otra parte, largo y muy discutible, que necesitaría mucho espacio para intentar acercar posiciones.

El Pegaso II, que venía del Hispano Suiza 66D, como ha quedado reflejado, alcanzaba una velocidad de 78 km/h, con un consumo de 26 litros a los 100 km. La dimensión de su cabina era ligeramente mayor al I, pues hay que tener en cuenta que el motor diésel es algo mayor que el de gasolina. Hasta 1959, Pegaso hizo más de 2100 unidades del “Mofletes”, cuya cabina era la del Z 701, la tara 6500 kg, el pma 26.650 kg, motor de 6 cilindros de 9347 cc, 140cv a 1850 rpm, entre sus datos técnicos más característicos. Este modelo Z 203 fue relevado por el Z 207, el “Barajas”. De su utilidad pueden dar muy buena cuenta los ejércitos españoles, la Campsa (Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, S.A.), los diferentes Parques de Bomberos, y, entre una amplia gama, las empresas dedicadas al transporte y colocación de maquinaria (grúas y vehículos de recuperación - “góndolas”-).

Francisco Glez. Del Piñal Jurado

Artículos relacionados

Galería de imágenes

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif