El evento American Cars Algarve Show atrajo a 90 coches estadounidenses y miles de personas durante dos días en Faro, Portugal, en su octava edición. El auto ganador de este año fue un hermoso Cadillac Deville de 1957, que ya tenía ventanas eléctricas y aire acondicionado original.

Algarve y agosto son dos palabras que combinan con confusión, mezcla de culturas y calor, claro. Pero hace 7 años también significa "Americancars Algarve Show", un evento que logra sacar turistas de las playas y mostrar un poco de la cultura americana.

 Por sexto año consecutivo, miles de personas procedentes de toda Europa, entre aficionados y curiosos, se dirigieron al país vecino el último fin de semana de agosto, concretamente a la localidad de Faro, para ver un grandioso American Cars Algarve Show. Este evento, que eleva el nombre del Algarve más allá de las fronteras y cuya organización está a cargo de la tienda Sulpeças Faro, nos remonta a las décadas de 40, 50, 60, al verdadero estilo americano de culto. 

Algarve y agosto son dos palabras que combinan bastante, mucha gente de vacaciones en la playa y una gran mezcla de culturas y de calor, por supuesto. Sin embargo, desde hace 5 años también significa “American Cars Algarve”, un evento capaz de sacar a los turistas de las playas y mostrar un poco de la cultura americana.

Celebrado el último fin de semana del pasado mes de agosto en la ciudad de Faro (Portugal), en esta edición por primera vez de dos días de duración. Asistieron miles de personas beneficiándose de la entrada gratuita que ofrece American Cars “Sulpeças” Algarve y Faro. Estuvieron presentes 65 coches los dos días, procedentes de diversas partes de Portugal, Francia y España, donde el ganador de la mejor exhibición de autos, con un Cadillac, vino de la ciudad de Sevilla.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif