Barreiros fue un fabricante polifacético, se dice que fue la respuesta a su rival Pegaso, que formaban las dos marcas insignia de la industria española de vehículos pesados.

Con independencia del goce que le ofrece al público, el circo es una actividad rodante muy sacrificada y exigente.

La localidad gaditana de Chipiona ha acogido el fin de semana del 7 al 9 de febrero la IV Concentración Nacional e Invernal de Camiones 'Ciudad de Chipiona'.

Detrás de una factoría hay una industria auxiliar y subsidiaria muy interesante y esencial en el desarrollo de la economía de automoción.

Os traemos la historia, en torno a los camiones Nazar, de dos grandes aficionados a los vehículos clásicos y en especial a los vehículos industriales históricos.

Lo importante que hay que tener presente en cualquier restauración es buscar la máxima originalidad posible, huyendo de las actuaciones deportivas que exponen a la reliquia a una acelerada degradación (conocí, y lo digo con dolor, a un grupo de propietarios de vehículos históricos que para diversión sometían a los mismos a trayectos abruptos, como un ejemplar de 1923 que lo tiraban por unas escalinatas. Pregunté que eso era una pena, porque el coche histórico es como un anciano y hay que cuidarlo y podría romperse, y la respuesta fue: “anda…, pues se arregla”).

· Con demasiada frecuencia, en diversos órdenes de la vida, se van buscando respuestas y se hallan preguntas. En la automoción esto ocurre en demasiadas ocasiones. Hoy traemos a colación una marca automovilista española radicada en Zaragoza.

· La historia de la marca española Pegaso, como se sabe, arranca donde finaliza la de Hispano Suiza, cuyos rasgos vendrían a identificar una nueva época: el emblema del caballo alado, cruz frontal y chapa acanalada.

La resurrección de la automoción: vehículos abandonados, envueltos en historias desconocidas y bajo el polvo de una nave, con maleza y roedores incluido, la vegetación de un corral, o la intemperie de cualquier explanada; y que, a veces encuentran, por casualidad u olfato, en valedores como Alfonso Chaves, fonda que les da cobijo y galeno que los revive, creándose así, en torno a los vehículos, gran complicidad y oferta cultural que luego todos los aficionados podemos disfrutar.

Encontramos este camión en un pueblo cerca de Salamanca, arrimado a una pared de una antigua fábrica de cereales. Un Pegaso del año 77, modelo 1098 / L, denominado Supercomet y en el hemos realizado por partes iguales, un trabajo de restauración y de fabricación, dando lugar a un nuevo vehículo.

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif