60 años de una nueva historia, gracias SEAT 600. Con él empezó el futuro para un país que languidecía.

 

 “No ha sido fácil recrear esta historia, pues la empresa perdió sus archivos debido a un robo en sus instalaciones, y el personal activo de la misma ha ido desapareciendo por razones naturales desde hace medio siglo”

Nuestro protagonista nació en Julio de 1933 en La Estrella de La Jara, un pequeño pueblo cercano a Talavera de la Reina (Toledo). Comenzó su vida laboral con catorce años como aprendiz de chapista en un taller llamado La Golondrina, con muy buenos profesionales de los cuales aprendió mucho sobre la profesión de carrocero-chapista. Durante sus tres primeras semanas no percibió ningún salario y pasado el periodo de prueba comenzó a cobrar catorce pesetas a la semana.

El Fiat 500 se convierte en una obra de arte moderna y se une a la colección permanente del MoMA en Nueva York. Un extraordinario tributo al valor artístico y cultural del icono de estilo italiano en el mundo en su 60 cumpleaños.

El mítico modelo que impulsó la industrialización en nuestro país, debe gran parte de su éxito y mitificación al contexto sociológico donde le tocó vivir, un periodo de post-guerra en el que el pueblo ansiaba cambios y la motorización empezaba a demandarse. En mayo de 1950 se constituye la Sociedad Española de Automóviles de Turismos -SEAT-, con una década por delante en la que empezaron a comercializarse los primeros vehículos de producción nacional. Tres años después, en 1953, se lanzaba el 1400, el primer modelo de la marca española. El 600 llega en junio de 1957 arraigándose en la historia de decenas de miles de familias durante los ’50, ’60 e incluso ’70 que, aunque el lanzamiento del SEAT 127 a principios de esta última década restó presencia al mítico modelo, la demanda del 600 no cesó entre las familias y nuevas generaciones que continuaron conquistando el asfalto de las carreteras españolas.

De máquina deportiva a transporte pesado: el BMW M3 Pickup.

El fenómeno de los food trucks, que saca los restaurantes a la calle, tiene en el clásico Citroën H el mejor aliado.

En la actualidad, ocurre a veces que la historia se encuentra indefensa y vulnerable a la manipulación, porque a alguien no le gusta lo que quedó escrito, a lo que una respuesta cabal sería espetarle la imposibilidad de transformar el pasado. Todo esto incardina el final feliz con que termina este artículo, que hace exultantes la fantasía e ilusión de los más pequeños, los más inocentes, como son los Reyes Magos de Oriente, la Estrella, el Heraldo, el Mago, los pajes, los beduinos…, los caramelos y los juguetes.

La resurrección de la automoción: vehículos abandonados, envueltos en historias desconocidas y bajo el polvo de una nave, con maleza y roedores incluido, la vegetación de un corral, o la intemperie de cualquier explanada; y que, a veces encuentran, por casualidad u olfato, en valedores como Alfonso Chaves, fonda que les da cobijo y galeno que los revive, creándose así, en torno a los vehículos, gran complicidad y oferta cultural que luego todos los aficionados podemos disfrutar.

En el diseño del 928, producido en serie a partir del año modelo 1978, se dio especial importancia a la construcción ligera. Por este motivo se decidió fabricar las puertas, el spoiler delantero y el capó del motor de aluminio en lugar de con chapa de acero. Además, detrás de los paragolpes de plástico integrados en la forma de la carrocería se encontraban perfiles de aluminio que soportaban impactos de hasta 8 km/h sin sufrir daños.

Página 5 de 7

Banner Mi Clasico Zalba Caldu Correduria Seguros Zaragoza v2.gif